02 de Diciembre de 2018
Año XX
No. 1139
| Cultural | Edición:

La Virgen del Rayo

Publicado en web el 7 de Agosto, 2008

En estos tiempos, en que hemos perdido la capacidad de asombro y no alcanzamos a descubrir tantos mensajes reveladores de Dios a través de gentes y cosas sencillas o de sucesos estremecedores, nos parecen ingenuas las referencias de hechos piadosos y misteriosos que por acá ocurrieron y que fueron confirmándose en el relato histórico por generaciones

Luis Sandoval Godoy

Dentro de los ámbitos de lo que fue esta Nueva Galicia, hubo desde los tiempos más remotos grande devoción a la Virgen María, bajo distintas advocaciones y con representación en imágenes, a veces de indiscutible valor escultórico, y a veces en casera y burda elaboración.
Otra particularidad en la devoción a estas imágenes está en lo que se dice acerca de su origen. Se cuentan al caso historias ingenuas, llenas de piadoso candor que no parece sino que resultaron de la devoción de la gente, si bien obra, en la mayoría de ellas, la constancia de testimonios, la presencia de personas de calificada autoridad que dieron cuenta de los hechos.
Hay muchos de estos relatos que tocan las fimbrias del prodigio. Así en el caso de la Virgen del Rayo, imagen que duró por siglos ignorada y desconocida, hasta que de pronto es colocada en el centro de la veneración del pueblo tapatío. Esto se inició apenas tres años antes del llamado Grito de Independencia.
Existe el decir del Padre Marmolejo, quien estudió la inclinación de los mexicanos a la devoción de María y habla de la imagen del Rayo, guardada en el dormitorio del convento de las dominicas, cuando a su fundación pareció indigna de ser expuesta al culto en el Templo de Jesús María, por ser entonces, año de 1772, una imagen vieja y tal vez semidestruida.

En el estruendo de la tempestad

Y sucedió que el 13 de agosto de 1807, a las dos y media de la madrugada, hora en que caía una fuerte tormenta en la ciudad, un rayo vino a pegar precisamente en aquella vieja imagen.
Al fulgor del rayo, el dormitorio quedó luego en tinieblas, y cuando azoradas las monjas encendieron la lamparita que despedía agónicos temblores en la amplitud de la sala, pudieron darse cuenta de que la imagen había quedado totalmente quemada. El vestido de tela y la cabellera sólo chamuscados; pero el rostro ennegrecido, los ojos reventados.

Pensaron las religiosas que aquella imagen les había librado de una muerte segura al actuar como para-rayos de la descarga eléctrica. Luego, en rendida veneración y entonando cantos de agradecimiento, llevaron la imagen al coro, donde se celebró, al día siguiente, Misa de acción de gracias.

El Lic. Luis Robles Martínez, cuyo despacho profesional daba frente a una de las puertas del templo, refiere minuciosamente el hecho en un folleto publicado el año de 1907. Dice que la imagen, carbonizada y sin ojos, estuvo en el coro de las monjas hasta el día 18 del mismo mes de agosto, y que ese día, a las tres y cuarto de la tarde, amenazando una tormenta con muchos truenos y relámpagos, asustadas las religiosas por una nube que se retorcía y aleteaba como desesperada y furiosa sobre la iglesia del Convento de Jesús María, a indicación de la Madre Priora, Sor María Francisca de la Concepción, se reunieron todas en el coro.
Estando ahí, comenzaron a ver que la escultura se transformaba repentinamente. Asombradas las consagradas y sumamente conmovidas, empezaron a decir jaculatorias y alabanzas. Estaban estupefactas; el trastocamiento de aquel rostro negro de carbón, ponía el de las monjas desencajado y lívido. Y, mientras seguían entonando más cantos y oraciones, la celestial Señora se les presentaba más blanca y luminosa.

Un lindo color en el rostro

El Lic. Robles lo escribe de este modo en el mencionado folleto: “Entonces dijo una de ellas ’vamos cantando el Magnificat’, y no hizo más que empezar a cantarlo, que empezar a subir un color lindo del pecho al rostro de la imagen, poniendo un matiz sonrosado en sus mejillas. Hubo a ese tiempo un relámpago y se iluminó todo el coro en una luz extraordinaria…
Luego de aquel deslumbramiento, vieron la imagen en el color natural que hoy tiene la escultura: los ojos, que desde la caída del rayo tenía destrozados, se le abrieron y se le veían brillar como diamantes. El rosario que es de perla falsa, que con el rayo había quedado negro, se tornó blanco en el color que antes tenía”, a partir de este suceso se empezó a dar culto a la imagen de la Virgen del Rayo, colocada en una capilla interior del convento. De esa capilla era llevada anualmente al templo para la función del primero de agosto, sacándola en procesión hasta el altar mayor, donde era recordada la renovación prodigiosa.
En tiempos de la exclaustración de las monjas, por los años de 1861 a 1867, la imagen estuvo guardada en la casa de un médico de apellido Castillo; pero en 1868, cuando las dominicas volvieron a su convento y se decoró la iglesia de Jesús María, se construyó un altar propio para la imagen.
Permaneció la venerada efigie en este lugar hasta el año de 1907, centenario de su renovación, cuando el Sr. Arzobispo José de Jesús Ortiz tomó antecedentes e investigación rigurosa del suceso, nombrando al Canónigo don Luis Silva para que organizara solemnes festejos en honor de la Virgen del Rayo, y la coronó canónicamente, por Decreto Diocesano, el 12 de agosto de ese mismo año.
Con esa misma fecha, y en prueba de la devoción de aquel Prelado a la Virgen del Rayo, fue reconocida como titular del templo, “y por lo mismo, llevada al altar mayor donde estaban las imágenes de Jesús María y José, las cuales fueron puestas en el altar que antes había ocupado Nuestra Señora del Rayo.

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes responder o hacer un trackback desde tu sitio.

5 Respuestas a “La Virgen del Rayo”

  1. Germán Silva Pérez Dice::

    Julio 16th, 2009 a las 7:15 pm

    agradezco me informen que dia se bendicen las campanitas en la fiesta de Nuestra Señora del Rayo infinitas gracias por su atencionón
    Germán Silva Pérez

  2. marino gamba Dice::

    Septiembre 26th, 2009 a las 8:44 am

    Respetable Semanario

    Para poder completar mi
    búsqueda (que me gustaría publicar) sobra las imagen de Maria que se
    han renovade, necesitaría recibir mas información (ademas internet) sobre el prodigioso
    evento del 1807 (la renovación de la estatua de María nel convento de
    Jesús María de Guadalajara) que ha originado la devoción a Nuestra
    Señora del Rosario del Rayo.

    Si existen estudios sobre este evento (yo
    no he conseguido encontrarlos en Italia) pido por favor si fuera
    posible recibir una copia , haciendo me cargo de todos los gastos que
    pueda generar .

    Agradeciendo anticipadamente Vuestra ayuda mando un
    distinto saludo .

    Marino Gamba

    Marino Gamba
    Via Valle Calepio, 13

    25036 Palazzolo (BS)
    Italia

  3. elizeth Dice::

    Agosto 17th, 2010 a las 1:02 pm

    que dia es cuando se hace oracion por las mujeres que no pueden salir embarazadas y se coloca el manto de la virgen.

  4. GRACIAS Dice::

    Agosto 15th, 2011 a las 8:50 pm

    Gracias Madre Mía por todo.

  5. Maria del Rayo Dice::

    Agosto 26th, 2013 a las 3:49 pm

    Mi nombre es. Maria del Rayo. Confieso que por muchos anos odie el nombre Del Rayo. Cuando nina fue objeto de burlas. Mas ese nombre my madre lo escojio para su primer hija. Por exigencia de mi padre la nombraron como su mama. Mi mama le pidio perdon a la Virgencita y le prometio su proxima hija. Pero sue nino. Despues naci yo. Odie ese nobre por tanto tiemo, tuve la oportunidad de cambiarmelo. Nunca entendi porque no me lo cambie. 5 anos atras se me ocurio leer el significado del nombre. Me quede atonita. Un accidente automobilistico me ocasiono en un 80% las mismas lastimaduras. Y como la Virgencita me fui regenerando rapido al asombro de los Medicos y familiares. Claro mi Padre Dios fue y es mi protector.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2018 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)