19 de Mayo de 2019
Año XX
No. 1163
| Varios | Edición:

Presencia laical en el Sínodo de Obispos

Publicado en web el 4 de Octubre, 2012

Un mexicano privilegiado

Francisco Javier Cruz Luna

16A José Prado Flores se le conoce como un dedicado y fecundo evangelizador y formador de evangelizadores; Fundador de las Escuelas de Evangelización San Andrés; Profesor de Sagrada Escritura y Escritor de más de cuarenta libros de temas relativos a sus tareas y con una experiencia ya de cuarenta años.
Desde ahora, se le conocerá también como el único Laico mexicano participante activo del Sínodo Mundial de Obispos sobre la Nueva Evangelización, con la encomienda de Auditor. Les ofrecemos una breve entrevista que aceptó para Semanario.

Qué puedes decirnos de este nombramiento del Santo Padre como Laico Auditor del Sínodo de los Obispos para la Nueva Evangelización?
Ha sido para mí una bendición, una sorpresa en muchos sentidos, sí, pero también era un sueño que yo esperaba desde el pasado Sínodo sobre la Palabra de Dios, en el cual yo creía que podría aportarle algo a la Iglesia en ese sentido; así que estoy en esta nueva etapa de mi vida, del ministerio que Dios me ha confiado con las Escuelas de Evangelización San Andrés, y listo para dar el siguiente paso que Dios quiera.
Por tratarse de un Laico, es algo inusitado; de América Latina sólo somos cuatro o cinco, nada más que no somos Padres Sinodales, pues éstos conforman el núcleo del Sínodo, con voz y con voto. Yo no tengo voto, y tengo voz solamente si el Presidente me la otorga.

-¿Qué esperas para ti en lo personal y para las Escuelas San Andrés, que operan en todo el mundo?

– Para mí es un espaldarazo del Santo Padre respecto al trabajo de las Escuelas; mas este llamamiento del Papa no es a mí, sino al trabajo que venimos realizando; es a todas las Escuelas. Así lo hemos entendido en las Escuelas de todo el mundo: que el Papa nos valora, nos acoge y quiere nuestro aporte a la Iglesia.
Por otra parte, es una responsabilidad para mí, una oportunidad para poder mostrarle a la Iglesia que sí se puede evangelizar con el kerigma, y que tiene un poder intrínseco la Palabra de Dios para poder alcanzar los corazones y convertirlos al Señor.

Se percibe un avance en este sentido en el Documento de Aparecida, en el que se habla del kerigma, del encuentro con Jesús como requisito para ser discípulos misioneros, ¿consideras que influyó este Documento para la convocación a este Sínodo?
El kerigma es un viento tan antiguo como Pentecostés, como tan nuevo en estos últimos años en la Iglesia. Se habla ya mucho del kerigma, se inserta en los planes pastorales; pero, tengo qué decirlo con todo amor, porque si no amo a mi Iglesia no puedo hacer estos comentarios: los intentos que yo veo sobre insertar el kerigma no los están haciendo testigos, los hacen teólogos, los hacen profesionales en un escritorio, a través de los libros, que son más catequéticos que kerigmáticos, y los ensayos que se han hecho han sido tan doctrinales, que no tocan el corazón, que no llevan a un encuentro personal con Jesús vivo, ya que hablan de tanta Doctrina, del Catecismo, que después es difícil encontrar dónde queda Jesús. Por eso, creo que este camino de la Iglesia, que ya desde Santo Domingo se tomó y en Aparecida se resaltó, sí influye; pero, a la vez, creo que la dimensión práctica pastoral todavía no se injerta en el corazón de la Iglesia.

Finalmente, ¿qué mensaje quieres dar a los lectores de Semanario, especialmente a los laicos, a propósito de este importante acontecimiento eclesial?

Yo voy a hacer un desafío. Se dice que por nuestro Bautismo todos tenemos derecho a evangelizar, y al respecto creo que hay diferentes carismas, y para mí el problema fuerte de la Iglesia no es que no evangelice, sino que hay muchos que evangelizan sin estar evangelizados; aquéllos que no han tenido un encuentro personal con Jesús, que no han subido al aposento alto para recibir un Pentecostés; que no han subido a Emaús para que arda su corazón con la Palabra de Dios. Yo me atrevo a decirles: “Si no estás evangelizado, entendido esto como haber tenido el encuentro con Jesús vivo y haber recibido el primer anuncio, el kerigma, no evangelices; déjale ese trabajo a otro que sí lo está”.

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes responder o hacer un trackback desde tu sitio.

Una Respuesta a “Presencia laical en el Sínodo de Obispos”

  1. LAURA VICTORIA Dice::

    Octubre 10th, 2012 a las 10:43 am

    QUE BIEN NOS ALEGRA EL CORAZON ESTA BENDICION DE DIOS, ALLI ESTAMOS TODOS Y TODAS.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2019 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)