26 de Octubre de 2014
Año XII
No. 925
| Iglesia en la Semana | Edición:

LA NUEVA EVANGELIZACIÓN, EN PERSPECTIVA

Publicado en web el 12 de septiembre, 2013

XXI Jornada de Estudio y Convivencia del Presbiterio
La gente requiere modelos creíbles de Sacerdotes que puedan dirigir con el ejemplo

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

El martes 10 de septiembre, y con la asistencia de una buena parte de los integrantes del Clero tapatío, se inició la XXI Jornada de Estudio y Convivencia para el Presbiterio de esta Arquidiócesis, que tuvo como sede el Auditorio “Cardenal José Salazar López”, del Seminario Diocesano Menor.

Que el don fructifique en nuestros Sacerdotes
ArzobispoLa bienvenida corrió a cargo del Cardenal José Francisco Robles, Arzobispo Metropolitano, quien en su intervención agradeció la presencia de Monseñor Gómez, e invitó a los Presbíteros a mantener siempre la mejor disposición para continuar en constante formación.
El señor Cardenal expuso dos razones para seguir creciendo en conocimientos y experiencia: “Primero, porque somos hombres consagrados que hemos recibido un don, el don de la elección a identificarnos más plenamente con Cristo. Pero ese don hay que acrecentarlo día a día, como le decía el Apóstol Pablo a Timoteo: ‘Reaviva el don que te ha sido dado con la imposición de las manos’. Esto, nos invita a una actitud permanente de respuesta, de crecimiento, de actualización, para que ese don fructifique en nosotros y en bien de nuestros hermanos y hermanas, a quienes está dirigido nuestro ministerio.
“La otra razón para recibir la formación que se nos ofrece, es porque, inevitablemente, somos hombres contextualizados en la Historia. No podemos sustraernos del momento histórico que estamos viviendo, y requerimos entender el ejercicio de nuestro ministerio en este momento preciso”.
Finalmente, el Pastor de esta Iglesia Diocesana exhortó a los Clérigos a participar en la Jornada con mucho entusiasmo: “Aprovechen las luces que nos ofrece el señor Arzobispo sobre el tema de La Nueva Evangelización, dado que la única misión que tenemos como Iglesia es evangelizar”.

La Iglesia existe para evangelizar
Posteriormente se hizo la presentación de Monseñor José H. Gómez, quien es originario de Monterrey, Nuevo León, donde hizo sus primeros estudios con los Hermanos Maristas; posteriormente cursó la Carrera de Contador Público en la UNAM, y finalmente se hizo miembro del Opus Dei. Su formación sacerdotal transcurrió en Roma, en la que hoy es la Universidad de la Santa Cruz. Una vez ordenado Presbítero, inició su trabajo pastoral en Estados Unidos y, desde el 27 de febrero de 2011, fue nombrado como el quinto Arzobispo de Los Ángeles, por el Papa Benedicto XVI.
Durante la charla inicial, que se desarrolló en un tono coloquial y fraterno, el Prelado agradeció la invitación de la Iglesia de Guadalajara, encabezada por el Cardenal Robles Ortega, y dijo a sus oyentes que la Nueva Evangelización es un reto para todos los Eclesiásticos, pues si bien se habla con frecuencia de ella, muchos no saben cómo ponerla en práctica.
“Tuve la oportunidad, el año pasado, de participar en el Sínodo de los Obispos, y pienso que esas tres semanas fueron un importante momento histórico para la Iglesia, porque finalmente nos dimos cuenta de la importancia que tiene la Nueva Evangelización en este momento, ya que el mismo Papa Benedicto XVI, durante la Misa de Apertura del Sínodo, lo manifestó de una manera muy simple: la Iglesia existe para evangelizar.
“La identidad de la Iglesia, ayer, hoy y siempre, es la Evangelización, añadió el ponente, pues para la Iglesia no existe otra razón de ser.
“Pienso que el Sínodo del año pasado ha sido la culminación de una autorreflexión que hizo la Iglesia desde el Concilio Vaticano II. En este sentido, las celebraciones del Sínodo y las propuestas finales continúan la línea de pensamiento que se inició con el pontificado del Papa Paulo VI.
“Sin embargo, para completar esta reflexión nos falta el Documento, que esperamos que el Papa Francisco publique, sobre las Conclusiones del Sínodo. Básicamente, continuó señalando Monseñor Gómez, la Iglesia aún está comprendiendo las obligaciones de la profunda conclusión del Papa Paulo VI: Evangelizar, decía él, constituye, en efecto, la dicha y vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda”.

Aprovechable, el Año de la Fe
IMG 1010“La Iglesia, como sabemos, le pertenece a Jesucristo. Fue Él quien le dio su única misión: la proclamación del Evangelio para la Salvación de las almas. Jesús llamó a su Iglesia para estar siempre en un profundo estado misionero hasta el fin de los tiempos y la llegada definitiva del Reino de Dios.
“El mandato misionero es para cada uno de nosotros y para toda la Iglesia Universal, no sólo para aquéllos que sienten que tienen la vocación particular de misionar. Todos, de todas las vocaciones y profesiones, de todos los estados de vida en la Iglesia, tenemos diferentes responsabilidades en esta misión”.
Y añadió el Arzobispo José Horacio Gómez: “Pienso que, como líderes de la Iglesia, debemos utilizar este Año de la Fe que va a concluir pronto, para renovar nuestra identidad misionera y para fortalecer nuestro deseo de despertar un corazón misionero en todos los fieles en la Iglesia”.

La esperanza que despierta el nuevo Vicario de Cristo
IMG 0954Asimismo, el conferencista rememoró que “el Papa Juan Pablo II fue el primero en llamar a América Latina ‘el Continente de la esperanza’, y yo diría que el Papa Francisco es el rostro de la nueva esperanza de la Iglesia. Su elección refleja la vitalidad de la Iglesia.
“Esa elección nos ha recordado que la mayor parte de los católicos del mundo, el 40 por ciento, estamos en América, y que más de un tercio de los católicos en Estados Unidos somos latinos, lo cual es fruto del constante flujo de migrantes hacia el Norte. En Estados Unidos hay 52 millones de latinos, 33 millones de los cuales son católicos. De los católicos menores de 18 años, más del 50 por ciento son de origen latino, lo que nos habla de que en algún momento la mayoría de los católicos serán latinos.
“Así pues, el centro de gravedad de la Iglesia ha cambiado radicalmente; el crecimiento y energía creativa de la Iglesia ya no viene de la Europa Central, sino de América, de África y de Asia.
“Cabe recordar que, como lo señala el Documento de Aparecida y el de Eclessia in América, nuestras Iglesias en el Continente surgieron de la misión evangelizadora de la Iglesia, en las Misiones españolas de los Siglos XVI y XVII. Ahora, después de 500 años, estas naciones vuelven a ser territorio de misión. La gente está perdiendo la conciencia de la presencia de Dios en el mundo y en sus vidas”.
Durante la Jornada de Estudio y Convivencia del Presbiterio de Guadalajara se reflexionó, además de la Primera Evangelización de Las Américas, sobre la vocación de los Sacerdotes de la Nueva Evangelización como una misión crucial, pues “la gente está pidiendo que sus Sacerdotes, que sus Obispos, sean modelos creíbles, que puedan dirigir con el ejemplo”, sentenció Monseñor Gómez.
Otro tema abordado fue “El panorama moral y cultural de nuestro Continente”, para finalmente presentar algunas ideas prácticas para la Nueva Evangelización.
Antes de concluir, el Pastor Metropolitano de Los Ángeles afirmó que la finalidad de su participación en esta Jornada tuvo su origen en el importante deseo de intercambiar ideas que colaboren a dar sentido de Iglesia Universal.

El perfil del Papa Francisco

IMG 0972El Arzobispo de Los Ángeles invitó a los presentes a reflexionar sobre la visión del Papa Francisco, quien el miércoles 11 de septiembre cumplió seis meses de haber sido elegido en el Cónclave.
Apuntó que el Cardenal Bergoglio perfiló su visión durante su intervención en las Congregaciones previas a su elección como Sumo Pontífice: “El entonces Cardenal habló sobre la necesidad de que el nuevo Papa tuviera celo apostólico por la Evangelización, pues dijo que pensando en el próximo Papa, éste debe ser un hombre que, desde la contemplación de Jesucristo y desde la adoración a Jesucristo, ayude a salir de sí hacia las periferias existenciales. Un Papa que ayude a la Iglesia a ser la madre fecunda que viva de la dulce y confortadora alegría de evangelizar.
“Y en sus mensajes antes del Cónclave, el Cardenal Bergoglio también dijo que, simplificando, hay dos imágenes de la Iglesia: la Iglesia evangelizadora que sale de sí, y la Iglesia mundana que vive en sí, de sí y para sí. Palabras fuertes que si bien no son nuevas, el Papa Francisco las ha articulado en un nuevo lenguaje y con un nuevo acento. El Papa que tenemos es, como siempre, el que Dios quiere y el que el mundo necesita en este momento”.

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0.Puedes responder o hacer un trackback desde tu sitio.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


  • Santuario


  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

  • Enlaces


  • Publicidad




 
2014 Semanario – Órgano de formación e información Católica - | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)