10 de Septiembre de 2017
Año XX
No. 1075
| Cultural | Edición:

Casi 100 años de vida dedicada al servicio

Publicado en web el 12 de Agosto, 2017

Madre Crucita, 70 años de Vida Consagrada

Hermana Crucita 2 EDIT

Rebeca Ortega Camacho

Sor María de la Cruz Real Mejía, nació el 23 de noviembre de 1917 en El Oro, Estado de México. Conoció a la Congregación de las Hermanas Josefinas, en la Cruz Roja de Toluca, lugar al que la Madre Crucita asistía para aprender a inyectar. Profesó como Hermana Josefina el 15 de agosto de 1947.

“Ella toda su vida se dedicó a estar en los hospitales. A la Madre Crucita la invitó un sacerdote para que se fuera con las Hermanas Josefinas, en Toluca tenemos el  ‘Sanatorio Santa Cruz’, entonces él la llevo a la Congregación”, dijo Sor Estela Primero Hernández Jefa del Departamento de Enfermería del Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde”.

Por los años 50´s, la Madre Crucita fue designada al hospital que atendía la Congregación en Cuba y ella estuvo presente cuando tuvieron que cerrar el nosocomio por el  golpe de estado del general Fulgencio Batista. Después, en 1952 arribó a Guadalajara y fue designada como enfermera en el Hospital Civil. Durante muchos años se desempeñó como supervisora del área de Pediatría. “Me gustaba mucho atender a los enfermos, más cuando me pusieron en la sala de los niños; pensaba que era su madre y los cuidaba. Estuve también en la sala ‘García Diego’, atendiendo a las mujeres”, recuerda con alegría la Madre Crucita, quién también fue Superiora en la Casa de Torreón, Coahuila.

El  jueves 23 de noviembre en el Templo de Nuestra Señora de Belén y San Miguel Arcángel (Calle Hospital 290-B), se realizará una Misa de Acción de Gracias, con ocasión del cumpleaños número 100 de la Madre Crucita, acompañada de las Hermanas Josefinas, familiares y amigos festejará su centenario de vida. “En ratos no me siento de 100, yo  voy a cumplir 15. Con muchos trabajos porque ya casi no puedo caminar, pero ahí ando. Me siento bien, gracias a Dios”.

Hermanas de Congregación

La Congregación de las Hermanas Josefinas fue fundada el 22 de septiembre de 1872 en la Ciudad de México por el Padre José María Vilaseca y Cesárea Ruiz de Esparza y Dávalos, es la primera Congregación femenina mexicana. El 5 de mayo de 1945 llegaron al Hospital Civil de Guadalajara, para atender el área de enfermería.
Entre las Hermanas Josefinas con más experiencia y de mayor edad se encuentra la Madre Dolores Ochoa Orozco. Profesó en 1949; entre sus servicios en el Hospital Civil se destaca su labor en el área de Obstetricia y Cirugía General. “Tratamos muy bien a las personas muy necesitadas; los apoyamos con alimentos y medicamentos”.
También, sobresale el trabajo de Sor Rosario Saavedra Hernández, cumplió 58 años de Vida Consagrada; en 1971 llegó al Hospital Civil.  Asimismo, Sor Margarita Anguas Escamilla, originaria de Mérida Yucatán, tiene 58 años en la Congregación de las Hermanas Josefinas. Se desempeñó como enfermera en las áreas de Medicina Legal y Coordinadora de Pediatría del Hospital Civil.

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2017 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)