20 de Agosto de 2017
Año XX
No. 1072
| Cultural | Edición:

Moderniza su acervo el Archivo Eclesiástico

Publicado en web el 12 de Agosto, 2017

Valiosísimo aporte a la Genealogía

104_4561 EDIT

José de Jesús Parada Tovar

Millones de datos “generales”, asentados en Actas de Bautismo, de Confirmación, de Matrimonio, de Defunción, así como en relaciones de seminaristas en vías de recibir Órdenes Sagradas, y contenidos en casi 10 mil rollos microfílmicos, pasaron ya a ser digitalizados, hasta ahora, en 18 discos duros.

Tras informar lo anterior, la Responsable Técnica del Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Guadalajara, Maestra Glafira Magaña Perales, reveló que este material, proveniente de prácticamente todas las Parroquias de la Arquidiócesis, fue microfilmado en la década de los 40s del siglo pasado, acatando una disposición eclesiástica a nivel nacional, y muy probablemente desde una directriz latinoamericana. En aquella época, por cierto, esta jurisdicción abarcaba también las ahora Diócesis de Autlán, San Juan de los Lagos y Ciudad Guzmán, al igual que una parte de la Prelatura Misional del Nayar.

Al detectarse un marcado olor a vinagre, emanado de los estantes que albergan los rollos, se recurrió a la opinión de un Químico, avezado en este tipo de tareas, quien determinó que esos contenidos ya habían llegado al final de su vida útil, por lo que urgía rescatar lo recuperable.

Invaluable apoyo externo

Investigadores de la Academia de Genealogía y Heráldica, en trabajos indagatorios propios de su ramo explorados en el Archivo Eclesiástico, propusieron a las autoridades diocesanas, hace más de cinco años, signar un Convenio con el compromiso de transferir esa voluminosa información a un nuevo soporte, de alta tecnología. Lo autorizó el Cardenal Arzobispo Juan Sandoval Íñiguez y lo rubricó el entonces Director del Archivo, Pbro. José Alberto Estévez Chávez. (Hoy lo es el Pbro. Daniel Águila Santos).

La Maestra Magaña Perales, Bibliotecóloga y Archivista, refirió que en un reciente Congreso de Archivística efectuado en Sevilla, España, en el que participó, se validó el proceso de microfilmación, recomendado hace 80 años por la misma Academia de Genealogía, pero sugiriendo ahora, en paralelo, la digitalización de los acervos para garantizar su sobrevivencia. Merced al mencionado Acuerdo, desde hace tres años ya está a disposición pública dicho arsenal de nomenclatura.

Tesoro poco conocido

Comentó la entrevistada que “hay muy poco del Siglo XVI, que es lo más difícil de interpretar, por la tarea de separar las letras, muchas de las cuales se escribían juntas en aquel tiempo. Lo minucioso del trabajo, en general, depende de la calidad y la claridad de la letra, según el cuidado o caligrafía de cada Sacerdote, Notario o Amanuense. Abunda más del Siglo XVIII, quizá por el auge del trabajo de registro más organizado”.

A juicio de la Antropóloga Glafira Magaña, “la importancia de la Genealogía, en nuestro medio, estriba en la mezcla del mestizaje entre indios y peninsulares, y en la marcada influencia europea, sobre todo francesa y española, durante la Colonia, la Independencia y el Porfiriato. Por ejemplo, he atendido en el Archivo a representantes de por lo menos diez Familias buscando el origen de sus apellidos. Incluso uno, de Estados Unidos, logró llegar a 50 generaciones atrás para dar con sus antepasados, examinando los trámites matrimoniales y Actas de Bautismo.

“No pocos intentan indagar si descienden de familias o personajes de la Nobleza. En el Siglo XVII, curiosamente, se acostumbró mucho anteponer el ‘de’ a algunos apelativos, como un ‘signo de importancia social’. Entre los problemas más recurrentes para identificar o precisar nombres y apellidos nos topamos con abreviaturas, errores de dedo u ortográficos”.

Con amplia y reconocida trayectoria en Archivos Públicos y Eclesiásticos de la Nación, la informante, Catedrática de la Universidad de Guadalajara, admitió que “en nuestra ciudad no hay Carrera o Especialidad de Genealogía; sólo se dan bases o pistas en la Carrera de Historia para investigar documentos antiguos, incluyendo la Paleografía, por la imperiosa necesidad de leer e interpretar, conforme a normas precisas, escritos añejos. Sí hay Tratados de Genealogía y Heráldica de España, muy complicados pero fabulosos, que son estudiados solamente en contadas Universidades de la Capital de la República”.

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2017 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)