04 de Noviembre de 2018
Año XX
No. 1136
| Formación | Edición:

8 tips apostólicos

Publicado en web el 9 de Septiembre, 2017

Evangelizar1

No es lo mismo estar en redes sociales que evangelizar en ellas

Pbro. Alfonso Rocha Torres

Es innegable, todos tenemos perfiles de redes sociales, y también nuestros grupos y parroquias; pero, una cosa es tener un perfil en alguna red social (Facebook, Instagram, Twitter, Youtube, etc.) y otra cosa muy distinta evangelizar en ella, así lo afirma Sebastián Campos en la página electrónica de Catholic Link.
Estar presente en algo no es sinónimo de formar parte de ese algo; Claro que vale la pena todo esfuerzo por compartir la alegría de creer en Jesús. Pero hay cosas que no funcionan del todo; revisemos pues, algunas prácticas de nuestro apostolado en internet.
   
1 Comuniquemos la Buena Nueva

Para evangelizar lo principal es que comuniquemos “La Buena Noticia”, pues a  pesar de nuestro pecado, Dios nos ama, nos reconcilia con Él a través de Jesús y este nos da la Vida Eterna. Lo más importante no solo es transmitir el mensaje, sino cuidar la forma en que lo hacemos. Compartir mensajes de la Iglesia, actividades, fotos, música, reflexiones espirituales, invitaciones a eventos, etc. Todo eso, sin duda es importante, pero más importante es preguntarnos: ¿De mis últimas publicaciones, con cuál anuncio Evangelizo realmente?, ¿cuál significa un mensaje de amor de parte de Dios para quien la lee?

2 Seamos más que los noticieros de la Iglesia

Muchos de nuestros perfiles parecen un canal de noticias. Eso es fantástico, pero no es sinónimo de evangelizar. La información de todas las actividades pasadas y futuras del grupo importan sólo al grupo. Se necesita algo más.  Pregúntatelo sinceramente: ¿A alguien que necesita consuelo y esperanza, le servirá de mucho saber que el Obispo acaba de confirmar a 120 chiquillos?

3 Qué linda estuvo la actividad a la que no fui… pero, qué más me comunica?

Una cosa es evangelizar, otra es compartir 300 fotos de las actividades; es maravilloso saber todo lo que se hace en un grupo o parroquia pero eso no me hará asistir. Tal vez dedicar un tiempo en seleccionar las fotos más conmovedoras y que representen la solemnidad del momento podría comunicar mejor el amor de Dios e invitarme a participar.

4 Nos acompañamos, nos animamos, hacemos comunidad.

Sin duda, este es uno de los “hábitos” más provechosos de la web. Pero no solo se trata de compartir conocimientos, contenidos e información. También hay mucho de acompañamiento real, de conversaciones “uno a uno”, de consejos, de preguntas y respuestas. Como una gran cafetería donde nos sentimos cercanos y nos ayuda a conocer más sacerdotes y que estos nos den testimonio de su vocación y sobre todo, nos permiten acompañar a aquellos que más necesitan de esperanza, consuelo y amor. Aprovecha esta oportunidad.

5 Hablamos y no nos ponen atención. Escoge con cautela el momento y el lugar.

¿Te ha pasado que compartes la imagen de una actividad o evento y luego de unos días no tiene ni un solo “me gusta”? La falta de respuesta quizá no es problema del mensaje, sino del lugar donde decidiste publicarlo. Quizá los canales deben ser otros. Hay que probar.

6 Los que confunden WhatsApp con su muro de Facebook

“WhatsApp” es fabuloso para comunicarnos en grupo de amistades, familia, trabajo o de Iglesia. Una instancia para saludarse, desearse un buen día y mantenerse conectados. Lo incómodo es que algunos usan esta red social como su muro de Facebook y envían imágenes, noticias, videos, canciones y un montón de cosas, que, además de dejar nuestros teléfonos sin memoria, hacen que terminemos detestando ese “grupo de WhatsApp” porque mucho de eso no es parte del objetivo del grupo. Cuidemos la comunicación dentro de la Iglesia, para que no que terminemos por ignorar todo lo que nos dicen o nos ignoren a nosotros cuando decimos algo.

7 La jornada mundial de las frases “Cliché”.

“Ven a vivir nuevas experiencias”, “Jesús te espera”, “Conocerás nuevos amigos”, “Dios te ama”…. De tanto usar frases hechas puede pasar que ya nadie nos cree. Pidamos luz al Espíritu Santo para que nos sople ideas nuevas y frescas para cautivar a más corazones. Comunica tu experiencia de encuentro más que las frases que has escuchado hasta el cansancio.

8 El que busca peleas con todo el mundo… las encuentra.

¿Han visto esas publicaciones que incitan a respuestas agresivas? Está demás decir que esto no es evangelizador; solo se busca calentar los ánimos. Preguntémonos antes de publicar algo hiriente: ¿ mi mensaje edifica, construye, da esperanza, es una Buena Noticia? ¿Quién lo lea recibirá algo de parte de Dios? Quizá aunque sea verdad lo que quiero compartir no ayude a nadie.

En definitiva, además de informar, compartamos la experiencia viva de Fe, Evangelicemos.

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2018 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)