14 de Octubre de 2018
Año XX
No. 1132
| Formación | Edición:

Construir fraternidad con misericordia y diálogo

Publicado en web el 9 de Septiembre, 2017

Piero Coda EDIT

Sergio Estrada

La Iglesia Católica debe transitar por caminos de misericordia y de diálogo en un mundo que demanda fraternidad, “que busca una vida nueva de espiritualidad verdadera”, señaló Monseñor Piero Coda, director del Instituto Universitario Sophia, ex secretario de la Academia Pontificia de Teología, durante un encuentro con alumnos de la Universidad Pontificia de México.

“Las palabras fuertes del camino de la Iglesia hoy, son misericordia de Dios para todos (…) diálogo con todos para construir puentes no muros”.

El también consultor del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, enfatizó que la nueva evangelización que propone el Papa Francisco nos reta a ser reflejo,  sin cortapisas,  del rostro de Dios.
“Es decir, una Iglesia que es comunión, que refleja el rostro de Dios Trinidad, del Dios cristiano no un Dios solitario. Dios que es comunión en el mundo”.

El Papa –remarcó- pide realizar una Iglesia sinodal, es decir una Iglesia en la que todos participen en su construcción; como levadura en la sociedad, en la política, en la economía y la trasformación de las líneas culturales de solidaridad y fraternidad universal.

“Una mística donde las diferencias son miradas como dones por nosotros a nivel cultural y social”.
Integrante también del Consejo Pontificio para los Laicos, Monseñor Piero Coda ponderó que esta iniciativa de Su Santidad se puede aplicar en México a través de una renovación profunda de la vida eclesial, donde todo el pueblo de Dios sea participe de la vida de la Iglesia.
“Comunión del servicio a los pobres para la transformación de la sociedad. Se puede transformar en la tarea de una renovación cultural en la sociedad en todos los niveles de vida: en la justicia, fraternidad y solidaridad entre todos.

“México tiene un gran patrimonio cultural en la fuerza de los jóvenes. Es patrimonio cultural de la humanidad. Es necesario caminar en la esperanza, en la solidaridad a partir de los más pobres y marginados para la construcción de una realidad nueva de justicia y fraternidad”, subrayó.
Monseñor Piero Coda, advirtió que en un mundo tan secularizado se requiere de un cambio profundo de paradigma, de una transformación de la realidad.
“El mundo secularizado en busca de vida nueva, de espiritualidad verdadera, de relaciones fraternas. En este momento el Papa es el líder mundial que presenta esta posibilidad de renovación global en la que el hombre y la mujer puede probar la libertad del ser, del deber, juntos en la sociedad. Es un gran desafío, es una gran oportunidad del mundo. El Evangelio es el principio de renovación”, concluyó.

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2018 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)