16 de septiembre de 2018
Año XX
No. 1128
| Editorial | Edición:

Del Dicho al hecho, demasiado maquillaje

Publicado en web el 9 de Septiembre, 2017

Nuevo Informe Presidencial, más preocupante por lo que calla que por lo que dice. Espectáculo para derrochar hipocresía. Una tribuna rodeada por políticos de carrera, empresarios conocidos, gente de la farándula -en muchos sentidos- El pueblo alejado a kilowatts y a distancias de incomodidad y pobreza; ignorado por las tareas fundamentales de gobernar.

Nunca como hoy la ausencia de contrapesos, aunque fueran mediáticos para entresacar de la verborrea amansada, algunas verdades que fueran breves. La radio, la televisión, la prensa, aparecen mesuradas, tal vez domesticados por la vara de las concesiones. Se usa el emblema de la Patria para que los críticos más sesudos inclinen no solo la cabeza sino hasta la capacidad de discurrir. ¡Afortunadamente no todos; todavía hay arrobas de oro y dignidad en la conciencia de muchos hombres y mujeres críticos y reflexivos!

La propaganda del gobierno pagada con nuestros salarios, sigue siendo utilizada en la represión de la conciencia y en la ausencia de discernimiento. Hay aplauso acalorado para fingir demencia so pretexto de conseguir alguna prebenda; reservada para la clase política, casi domesticada; claro con sus honrosas excepciones.

Me escribe un amigo, de aquellos que se atrevieron a soñar y a sacudirse el yugo que les asfixiara la conciencia. “… las actuales políticas pseudo-reformistas del gobierno en turno son tapadera de una corrupción que es tan grave que se puede llamar metástasis… porque ha invadido desde las micro poblaciones, incluidos ejidos y algunas comunidades indígenas hasta las megalópolis de élites que abarcan municipios, Estados y hasta las domesticadas confederaciones de aquí y allá…

Los antiguos decían, cala más un mal ejemplo, que diez buenos consejos. El gobierno nos ha invadido con su metralleta oficial, de Don Lerendo en el País de las maravillas. “Lo bueno cuenta y queremos que siga contando”. La impresión generalizada es que la estrategia de combate a la violencia y al crimen ha sido un fracaso.

También se sospecha que los beneficios económicos solo son de la clase política y que más de 50 millones de mexicanos supuran pobreza por los cuatro costados ¿Qué asesores tendrá la Presidencia para seguir exhibiendo las bondades ajenas como propias, y sus remedios como una panacea de la esperanza?

Hoy cientos de voces ciudadanas afirman que la sociedad ha sido abandonada. Se favorecer la corrupción, se acepta la desgracia de miles de mexicanos sin ningún recato de solidaridad. No es posible desentendernos de una reflexión y aportación de mexicanos verdaderamente solidarios. Nuestra sociedad, todavía requiere del respaldo, imaginación, trabajo y experiencia de todos.

Se nos quiere mostrar, con verborrea mediática, que el País avanza. Y sin embargo la vox populi asegura que la estrategia de combate a la violencia ha sido un total fracaso. ¿Quién puede afirmar lo contrario con más de 12,000 asesinatos en lo que va del año. Cientos de voces autorizadas han hecho análisis puntuales sobre la corrupción en muchos sentidos pero sobre todo en el uso de las arcas gubernamentales… sic dixit vox populi. …y para tragar este camote ya se desata el ímpetu de los partidos para proponer candidatos y acomodos. Hay futuros que estropean propuestas del presente.

thumbnail_Cartón de Hocio 2017 045 EDIT

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2018 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)