20 de Mayo de 2018
Año XX
No. 1111
| Formación | Edición:

Jóvenes, riqueza de este país y con potencial para cambiar el mundo

Publicado en web el 9 de Septiembre, 2017

Foto (2) EDIT

El 2 y 3 de septiembre los jóvenes de la Diócesis de Guadalajara fueron congregados en torno a los signos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). La peregrinación de la “Cruz de los jóvenes” y el “Ícono de María”, legado del Papa San Juan Pablo II, por la ciudad fue para recordar el cariño de la Iglesia por los jóvenes y el papel fundamental que desempeñan en la sociedad.

Rebeca Ortega Camacho

El Presbítero José de la Luz López Pérez, “Padre Lucho”, Asesor Nacional de Pastor Juvenil presidió la Misa de bienvenida en la Capilla del Santuario de los Mártires de Cristo. “Con los signos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) traemos a nuestra mente y corazón, a nuestro muy querido San Juan Pablo II. La presencia de estos signos de la JMJ, la Cruz y el Ícono de Nuestra Señora, nos hace presente el cariño de la Iglesia por los jóvenes”, dijo el sacerdote y agregó “reciban un saludo de Monseñor Juan Armando Pérez Talamantes, Obispo responsable  de la Dimensión Episcopal Mexicana de Pastoral de Adolescentes y Jóvenes (DEMPAJ)”.

Transformar el mundo

Durante su homilía, el Padre Lucho recordó que el recorrido que están haciendo los signos de JMJ por el país, tiene el objetivo de recordar el papel de los jóvenes en la sociedad. “No tienen permiso de pensar a ver si acaso desempeñan el papel histórico que les toca jugar. Hoy la sociedad no puede darles permiso de no hacer lo que tienen que hacer. Dice el Papa Francisco, los jóvenes son la verdadera riqueza de este país.
“La riqueza  de los jóvenes no es dinero o bienes materiales; la riqueza de los jóvenes está en lo que son los jóvenes en sí mismos. (…) Jóvenes, Dios les ha dado tanto y no tienen permiso de guardarlo bajo tierra, lo tienen que poner a trabajar; porque cuando venga el Señor les va a decir, ‘¿qué me tienes?’ y ustedes tienen la obligación de decirle al Señor ‘aquí te tenemos un mejor México’. No tienen permiso de no hacer lo que les toca, construir un mejor país.

“La presencia de estos signos quieren recordarnos que la Jornada Mundial de la Juventud es la gran fiesta del mundo para decir que los jóvenes tienen el potencial para transformar el mundo. Cuando le preguntaban al Papa Juan Pablo II, ¿por qué cree en los jóvenes?, él decía, porque ellos tienen una fuerza tal, que podrían cambiar el mundo.

“Que estos signos de la Cruz y el Ícono de Nuestra Señora nos animen. Jóvenes, agarren la Cruz de Cristo, construyan, hagan algo bueno, hagan que esta sociedad sea mejor, esa es nuestra esperanza. Dios los bendiga, y que San Juan Pablo II que tanto amó a los jóvenes siga intercediendo por nosotros; que siga intercediendo este caminar que están haciendo estos signos que él mismo regaló a la juventud por todo nuestro país. Que los jóvenes de nuestro país sean una esperanza. Dios los bendiga por recibir estos signos en Guadalajara”, señaló el Padre López Pérez y concluyó diciendo: “¡Nos vemos en Panamá!”.

La Eucaristía fue concelebrada por los Presbíteros José Carmen y Jorge, de las Diócesis de Tepic y Autlán, respectivamente. Además, la Celebración fue galardonada por la presencia de la imagen de “El Señor de la Misericordia”, de Ocotlán, Jalisco. También, participaron en la Misa un grupo jóvenes provenientes de Colima y niños del “Hogar Cabañas”.

Foto (1) EDIT

Fiesta en la ciudad

La música y oración enmarcaron la fiesta por la presencia del legado del Papa San Juan Pablo II entre los jóvenes de Guadalajara. Al finalizar la Misa de bienvenida, la “Cruz de los jóvenes” y el “Ícono de María Salus Populi”, recorrieron en caravana la ciudad e hicieron escala en algunos puntos (Parroquia de San Pío X, Televisa Guadalajara, Hospital Santísima Trinidad y Albergue “San Juan Grande”). Después, arribaron a la Plaza Liberación y se realizó la Adoración de la Cruz. Posteriormente, en peregrinación se llevaron los signos de la JMJ a la explanada del Templo Expiatorio. Finalmente, por la mañana del 3 de septiembre se llevó a cabo la Misa de despedida presidida por el Padre Octavio Israel Ramírez Vázquez, Asesor Diocesano de Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Guadalajara.
Los signos de la JMJ recorren México desde el pasado 23 de agosto y visitarán las 90 Diócesis contenidas en las 16 Provincias en que está dividida la jurisdicción de la Iglesia mexicana. Cuando terminen su recorrido por México, partirán hacia otros países de Centroamérica y el Caribe. Esta peregrinación terminará en Panamá, sede de la JMJ 2019.

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2018 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)