12 de agosto de 2018
Año XX
No. 1123
| Cultural | Edición:

Falsos mitos

Publicado en web el 14 de Mayo, 2018

Pbro. Armando González Escoto

En el mundo actual llaman “mitos” a aquellas creencias compartidas por muchos, que son falsas creencias, pero que la gente en su mayoría considera como realidades absolutas.
Entre esos mitos hay que destacar, dado el tiempo que vivimos, aquellos que tienen que ver con la política y las campañas, citemos algunos:
Primero, pensar que ya todo está decidido, que ya se sabe quién va a ganar, y que por lo tanto no hay ni para que ir a votar.
Todos debemos entender que no hay nada decidido, que ganará el candidato que obtenga el mayor número de votos, y en esa acción tu participación es muy importante y desde luego decisiva.
Segundo, creer que no podemos hacer nada ante el escenario tan difícil y complejo que vivimos, como sería la inseguridad, la corrupción, la prepotencia de muchos políticos, el poder de los partidos, etcétera.
Desde luego que quien piensa que no puede hacer nada, no hace nada aunque pudiera hacer mucho si pensara de manera contraria. Claro que se puede hacer bastante, pero alcanzar logros exige de unidad y de esfuerzo, de compromiso social y de honestidad. Existen países en el mundo que atravesaron por peores situaciones y finalmente lograron superarlas.
Tercero, considerar que ir a votar no sirve de nada. Creencia falsa y de fatales consecuencias, en la medida que un mayor número de personas van y votan envían al gobierno una señal importante: La gente está asumiendo su responsabilidad democrática, ya no será tan fácil engañar, abusar, corromper.
Cuarto, juzgar que todos los candidatos son malos, que no hay a cual ir, que siempre acaba eligiéndose al menos peor. Tal vez sea cierto que los candidatos no llenan el perfil deseable y que deba optarse por el menos malo, sin embargo lo importante no es tanto que candidato gana sino de qué manera tú y toda la sociedad se hacen responsables a la hora de exigir cambios, reformas y resultados a quien haya ganado, en eso consiste la verdadera democracia, en ejercer un escrutinio constante sobre las acciones del gobierno, ese es un deber ciudadano cuyo incumplimientos es la causa principal de lo que hemos estado viviendo en los últimos años.
Quinto, que se debe votar por el candidato o partido que te hizo un favor personal o familiar, nada más falso, si el candidato o partido te ayudó con su dinero, agradécele con tu dinero, pero si te ayudó con el dinero de la nación, agradécele a la nación y vota por la persona que garantice los mejores resultados para la nación, eso es lo honesto y lo legítimo.
Por lo tanto, desterremos de nuestras cabezas esos mitos que actúan como telarañas que ofuscan y paralizan las acciones que como ciudadanos debemos cumplir. En su larga historia México ha tenido muchas crisis, y sin embargo hemos salido adelante, la crisis actual no debe ser la excepción

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2018 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)