15 de Julio de 2018
Año XX
No. 1119
| Tema de la Semana | Edición:

Chapala en júbilo; su Reina llega

Publicado en web el 9 de Julio, 2018

Rebeca Ortega Camacho y
Dulce Natalia Romero Cruz

Un hecho que marcó la vida de los pobladores de Chapala fue el milagro de la recuperación del Lago, que aunque sucedió hace 63 años cada primer domingo de julio se vive como si fuera la primera vez.
“La primera vez que nos visitó la Virgen de Zapopan fue el mayor acontecimiento que hubo en el municipio de Chapala, por la situación por la que estaba viviendo el Lago que estaba muy retirado”, comentó en entrevista José Antonio Rivera Alcántar, quien fue Presidente Municipal hace 30 años y actualmente es Agente de Pastoral. Tenía 11 años y recuerdo cuando el señor Cura de San Francisco de Asís, el Padre Raúl Navarro hizo la invitación a la población”. La visita de la Virgen fue el 19 de diciembre de 1955, duró 4 días la fiesta, y el primer día venía acompañada por el Cardenal José Garibi Rivera.
La Laguna en aquel tiempo estaba a 2.3 kilómetros del límite actual y la gente que vivía de la pesca tuvo que migrar, para tener otro trabajo. Había campos de fútbol, la gente llevaba a su ganado.

El milagro sucedió
Ese día, según comentaron el señor José Antonio Rivera y su esposa Carmen Estela quienes estuvieron presentes, que los visitó la ahora Reina del Lago había gente de todos los Municipios de la Ribera. “Toda muy entusiasmados, conmovidos; había bandas de música, bandas de guerra, danzantes; las mujeres y niñas vestidas de chinas poblanas. Recorrimos, sino me equivoco, casi 7 kilómetros acompañando a la Zapopana”. No se tiene un número exacto de las personas que asistieron, pero si recuerdan que superó las expectativas.
“Fue un momento de alegría, entusiasmo y, sobre todo, de fe, de confianza y esperanza por la recuperación del Lago y fue tan grandioso, que yo digo que así son los milagros. Por eso creo que no solo en julio debemos de estar agradecidos con ella, sino siempre y seguir la con bonita devoción que nos dejó ese acontecimiento y la tradición de su visita. Esto no es un mero sentimentalismo, es agradecimiento a Dios que por medio de ella protege nuestro Lago”.

La recuperación y la situación actual
Desde ese mismo año, 1955, comenzó el milagro. “Recuerdo que al siguiente temporal en el 56, mi papá nos traía aquí al bordo de la laguna y poníamos un palito en la orilla y a los 5  minutos, ya estaba el palito tapado por el agua, lo recorríamos  y así, se veía que como por arte de magia, como iba subiendo el agua, y pues como dice mi esposo, José Antonio Rivera, un milagro grande que nos hizo a los de Chapla y no nada más aquí, sino a toda la Ribera”, compartió la señora Carmen  Estela.
Platican que ese tiempo estaba como señor Cura el Padre Raúl Navarro que junto con su Vicario, el Padre Samuel, hizo un gran esfuerzo para llevar a la Virgen de Zapopan y para que se realizara la celebración.
También, ellos como residentes de Chapala, hacen un fuerte llamado a las autoridades federales, para que el Lago pueda mantenerse a salvo: “hace falta mayor consciencia del Gobierno Federal para que nos deje llegar el agua que debiera y que Guadalajara, no es que seamos egoístas, ya contara con alternativas para la solución de su consumo de agua. Si no me equivoco el 70% del agua que consume la Perla Tapatía es de aquí. Todavía nos querían abrir otro espacio para extraer más agua, pero gracias a Dios y a la Virgen de Zapopan, que no ha pasado y se sigue manteniendo. Hoy ya podemos respirar un poquito mejor, porque nuestro Lago a pesar de las sequías está al 40% de su capacidad. Debería tener 7,978 metros cúbicos”.

La responsabilidad cívica y religiosa
“A la gente de Chapala se le ha olvidado un poco perseverar en la fe. Cada julio se le pide a la Virgen el milagro de un buen temporal, pero el resto del año no somos constantes en nuestra Eucaristía, en nuestra Reconciliación, en nuestra Confesión, en nuestra responsabilidad como laicos; analizar cuál es mi actitud ante los pobres, los enfermos, los necesitados. Eso es preocupante, para mí, en lo personal. Que no hago lo que debo de hacer. Tenemos que ser testimonio no con la palabra, sino con nuestra forma de ser y de pensar, tanto en nuestras actividades religiosas como públicas. Decirle a la autoridad que aquí estamos, queremos ayudar, queremos hacer nuestra parte. Ojalá nuestro pueblo retome la nueva evangelización. El Papa nos ha dado herramientas muy sencillas y efectivas para ponerlas en práctica.
“Sigue habiendo mucha devoción, pero necesitamos aumentar el trabajo, nosotros los viejos con nuestros ejemplo y los jóvenes con su esfuerzo. Tenemos que conjuntar esfuerzos para seguir adelante, pienso que eso deberíamos de hacer y con la ayuda de nuestros Sacerdotes”.

IMG_5141 copia

Visita 2018
Para la visita de la Virgen de Zapopan a Chapala este domingo 8 de julio, a partir de las 10 horas, se eligió el lema original, que está inscrito en la parte frontal externa de la Parroquia, “El Lago es tu trofeo de Victoria”, que hace alusión al origen de su visita.
Se espera cerca de 10 mil personas, que son las que se han congregado en los últimos años.
“Ya no es una celebración local, sino diocesana, has se le ha llamado la segunda Romería, porque ya no es gente nada más de aquí de la Ribera, viene mucha de gente de otros lugares y esto gracias  a los Medios de Comunicación que nos han ayudado a difundir la visita”, aseguró el Padre Julio Alejandro Pérez Reza, Vicario. El Párroco es el Padre José Octavio Moreno Olivares, quien se acaba de integrar a la comunidad hace unos meses.
Se invitó al Cardenal José Francisco Robles Ortega a que presidiera la celebración, y a los Obispos Auxiliares a concelebrarla. Será en el atrio de la Parroquia a las 12 horas.
“El Ayuntamiento nos apoya con todo lo que es la seguridad, la logística y la coordinación. La preparación empieza desde un día antes, se retiran vehículos, se les avisa a las personas. La Central Camionera se prepara con dos módulos fuera de la central, uno a la entrada de Chapala, por Soriana, y otro en La Vela, para no interrumpir el transporte a las demás personas. También ayuda con la decoración, es un trabajo en conjunto, tanto del Ayuntamiento como la Parroquia y la ciudadanía. La Capitanía de Puerto toma su papel, si la Virgen es la Reina del Lago, y ellos son los guardianes del Lago, entonces es como su guardia de honor”.

La Isla de los Alacranes
La celebración del lunes si se considera que es más del pueblo: “Este día la gente que tuvo que trabajar el domingo y no tuvo la oportunidad de estar en la celebración el domingo, el lunes aprovecha, es el día propiamente de la comunidad y los visitantes ya se fueron. Pero está bien porque la Misa es en la Isla y el número de lanchas para llevar a la gente no es grande y a veces es insuficiente para la misma gente de aquí”.
El recorrido hacia la Isla dura alrededor de 40 minutos porque va lento y es gratuito. “Los lancheros se encargan tanto del transporte de la Virgen como el de las personas, y los pescadores ofrecen la comida en la Isla como parte de su apostolado, ofrecen pescado y aparte otras personas ofrecen otro tipo de comida para toda la gente que va”.
A las 8 horas será la Misa en la Parroquia de San Francisco de Asís y a las 9.30 horas, la salida a la Isla de los Alacranes.

IMG_5145 edit

Rebeca Ortega Camacho y
Dulce Natalia Romero Cruz

El actual cronista del Ayuntamiento de Chapala, Rogelio Ochoa Corona, aseguró que existe poca evidencia en los archivos sobre las visitas de la Virgen de Zapopan y que él ha tratado de recabar más información a partir de lo que la gente que vivió la primera visita, en especial sus padres, le cuentan.
“Cuando el agua baja el suelo se craquea, se hacen grietas, por lo que antes del Milagro de la Recuperación del Lago por la Visita de la Virgen en 1955, era todo árido y que fue increíble como de la noche a la mañana se recuperó. Eso lo cuenta la gente alrededor de la Ribera. Los manantiales se habían terminado, pero después volvieron a brotar, por lo que no todo fue lluvia, eso fue parte del fenómeno. La gente no imaginaba que eso iba a pasar, porque ya hasta se habían repartido la tierra y la habían cultivado, pero la sorpresa fue que a la hora de la pisca tenían que ir en canoa a cortar las mazorcas”.
Nos cuenta Rogelio que ya no había peces, que tenían que ir hasta Mismaloya, pero después de la recuperación había tanto, toneladas y toneladas, que los señores iban, lo pagaban y lo tiraban porque no sabían qué hacer con él. “Realmente fue milagroso, me platica mi padre, que tenía que ir a piscar su frijol el viernes, por poner un ejemplo, y no pudo ir el sábado y el lunes que fue el agua le llegaba al ombligo”.

La aportación de
los extranjeros
La comunidad extranjera definitivamente ha sido esencial en el desarrollo de la Ribera de Chapala y hasta se les considera benefactores, según platicó el cronista: “La realidad es que Chapala está hecho por extranjeros, si miramos hacia atrás, desde el primer italiano que llegó con los evangelizadores españoles, fue Fray Miguel de Bolonia. La gente no sabe que aquí están sus restos, él fue un campeón en hacer la voluntad de Dios, un hombre ejemplar, que caminaba descalzo, que se alimentaba de maíz tostado, un señor que a donde iba levantaba los pueblos, que bajó a los indios del Mixtón. Fue un personaje de talla mundial.
“Gracias a los Franciscanos somos diferentes, porque nuestros indios no vendían cosas distintas como agua de azar y perfumes, porque teníamos árboles de naranjo, que habían sembrado los frailes, y de esa flor tan aromática que es el azar se fabricaba el perfume. También gracias a esto había la mejor miel del país, blanca bellísima.
“Otro personaje es Duncan Cameron que fue el primero en hacer las pruebas de petróleo en el Lago, porque tenemos petróleo; le apostó a la minería incluso se dice que Chapala y Ajijic duermen sobre plata y oro. El señor Cameron trajo un barco de vapor desde San Francisco y lo armaron aquí.
“Chapala era todo un vergel y siguió por muchos siglos, hasta las Leyes de Reforma donde le quitaron el poder al clero. Después de esas leyes empezaron la repartición de tierras y fue así como perdimos lo que fue nuestro hospital de indias y el Convento Franciscano que estaban frente a la Parroquia  fue así”.

Atracción más
que turística
“Antes no existían las vacaciones, la gente no venía a Chapala a vacacionar, sino por cuestiones de comercio. Y existía la Casita de doña Trini a la que llegaban los viajeros, y en las crónicas franciscanas relatan que las aguas que brotaban del cerrito que tenemos en frente, que era un volcán de agua, las usaban los indios para curar. Gracias a eso llegó un hombre de origen inglés, Séptimo Krauss, quien venía muy enfermó y escuchó que quien se metía en esas aguas calientes sanaba y se sanó. Un día se sintió tan bien que caminó hasta la Loma que es Villa Montecarlo y le gustó para quedarse a vivir ahí. Él fue el primero en invitar a otros extranjeros que empezaron a comprar, a construir y a vender.
“Incluso ha habido extranjeras como La Generala y Juanita Rick que han defendido el lago. A través de la historia son las mujeres las que han tenido ese valor por defender el lago y enfrentarse a las autoridades y dar testimonio de amor. En Ajijic, Niel James, es una mujer que alfabetizaba a la gente, los enseñaba a cuidar el Lago, traía gusanos y los criaba para producir hilo de seda, los telares y les daba a los niños clases de pintura, por eso de Ajijic son algunos de los mejores pintores del mundo.
“Hay mucho que agradecer a los extranjeros, desde los pioneros hasta los que ahora llegan, muchos de ellos jubilados o veteranos de guerra. Viven felices, se les quiere y se les apapacha; y principalmente, que producen muchas fuentes de empleo: jardineros, cocineros, choferes, cuidadores, mujeres que limpian casas, etc.”.

La atención
Al preguntar si la población de extranjeros residentes, en su mayoría del país vecino del norte, se involucran en los festejos de la Parroquia, aseguró que solo participan como invitados, pero que tampoco se ha tratado de incluirlos en la pastoral: “En Chapala hubo un tiempo que se celebraba Misa en inglés y se dejó. Pero afortunadamente en San Antonio, en Ajijic, se sigue celebrando por lo que ahí asisten”. Se mencionó que en Ajijic el 80% de su población habla inglés en Ajijic, y hay mucho comercio que se maneja en dólares.

La lucha
“La realidad es triste, muchos defendemos el lago porque queremos agua, porque vivimos del Lago, pero también hay quienes quieren terminar con él, porque les interesan las tierras para la agricultura. Siempre hemos estado entre esos dos polos. A nuestro lago lo mutilaron, le quitaron una tercera parte, gracias a Porfirio Díaz, todo lo que es el Mar Chapálico de Michoacán, le pusieron un dique”, comentó el cronista. Además aseveró que el Estado de Michoacán siempre ha peleado por las tierras, nunca le ha interesado el agua, y en el tiempo de Porfirio Díaz, hasta le regalaron un gran territorio, donde construyó una mansión, en agradecimiento por secar esa parte de la laguna.
“Hemos llorado mucho, pero agradecemos que nuestro Lago siga con vida. Cuando éramos niños había muchas más especies que ahora ya no existen, como el guachinango, el pescado blanco, los bagres de más de un metro, ni carpas, ni anguila; camarón ya hay un poquito otra vez, al igual que almejas, pero los caracoles definitivamente se extinguieron”.
De las aves  migratorias Chapala sigue teniendo el 33% que entran al país y que vienen de Canadá y Groenlandia. “No voy a comparar este Chapala con el de hace 50 años, pero sigue con vida, se resiste a morir, a pesar de la maldad del hombre y de tantos enemigos”.

Fuentes de empleo
En toda la Ribera de Chapala mucha gente vive de la industria turística, principalmente en Ajijic, donde además los extranjeros tienen casas y son fuente de empleo, se dice que hasta el 80% vive directamente de la cuestión turística.
“En Ajijic existe la colonia más grande de canadienses fuera de su país y ahí es donde comienza esa cuestión social que en muy pocos lugares del país se da, porque brotan espacios y servicios que se les pueden ofrecer, ya no nada más se puede ser cocinero, jardinero, lavacoches, chofer, ahora ya puedes ser el dueño de un spa, trabajar en el spa, tener una clínica de belleza, ser enfermera o enfermero; además de lo de siempre, tener un restaurante o trabajar ahí.
“Aquí no tenemos industria, continúa Rogelio Ochoa, por lo que ya poca gente que sale es por pura necesidad, pero casi no quieren salir; tenemos aquí cerca Sanmina y otras pocas empresas en el corredor industrial, pero la mayor parte de la gente sigue viviendo de lo turístico. La pesca se sigue dando y la agricultura, pero ya no como en aquellos tiempos, esa es la realidad. Incluso muchos de esos terrenos que estaban destinados a la agricultura, por ejemplo, que muchos consideramos los terrenos más bellos del Lago por su puesto son los que están a la orilla, eran grandes chayoteras, huertas y se vendieron porque cuestan muchos dólares, todo tiene un precio, lástima porque eran tierras demasiado fértiles, pero es otro tipo de industria que llega, otro tipo de comercio.
“Desgraciadamente nuestra gente ha sido desplazada, sin embargo hay quienes ha sacado la casta, y han conservado las casonas, porque ahora la población de Chapala ha ido recuperando esas propiedades”.
Los ribereños son considerados un pueblo todavía muy religioso, que aunque ya ha perdido un poco su religiosidad, todavía es gente que pide la bendición de Dios para sus negocios, para sus casas, para sus locales, para todo. Todavía hay mucha fe en Dios.

IMG_5357

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2018 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)