02 de Diciembre de 2018
Año XX
No. 1139
| Panorama Parroquial | Edición:

Vicaría Santuario de Guadalupe. Valorar participación laical

Publicado en web el 24 de Julio, 2018

Dulce Natalia Romero Cruz

IMG-20180614-WA0033

Esta organización de la Diócesis comenzó con el Cardenal José Salazar López, continuó con mayor fuerza con el Arzobispo Juan Jesús Posadas Ocampo y se consolidó en tiempos del Cardenal Juan Sandoval Íñiguez y ahora se sigue un camino comprometedor, responsable, fraterno y de unidad. “En Guadalajara es muy pesado el trabajo pastoral por la extensión y por tanta Vicaría, la dirección la ha marcado la misma Iglesia Diocesana para dar una muestra de cercanía y de no vivir al margen, sino integrados”, aseguró el Pbro. Francisco Casillas Navarro, Capellán del Templo Expiatorio.
“Hay un Vicario Episcopal, que en el caso de esta Vicaría es el Pbro. Luis Enrique Silva Álvarez,  que es el encargado de que marchen bien los 4 Decanatos que forman la Vicaría. La del Santuario de Guadalupe está en la zona centro de Guadalajara, y cada mes nos reunimos para organizar el trabajo pastoral en diferentes actividades. Yo, como Vicario, trato de asistir a las reuniones de estudio con cada Decanato, mínimo hago dos visitas al año”.

El trabajo pastoral
“En el del Sagrario Metropolitano nos reunimos para ver los proyectos como las Asambleas Parroquiales, Decanales y Vicariales, en la última Vicarial tuvimos la presencia de laicos y sacamos algunas metas. Trabajamos con las Religiosas porque somos la Vicaría con más presencia de Vida Religiosa, tenemos dos retiros al año con ellas, en Cuaresma y Adviento. Nos reunimos también con las notarias y sacristanes de la Vicaria en tres momentos: un Retiro Espiritual, Formación y la Posada. Con los sacerdotes también tenemos tres momentos: Retiro y dos de estudio, y cada 15 días cada Decanato se reúne el primero y el cuarto jueves, son las reuniones de estudio”.
Como actividades recientes o próximas están la visita al Santuario de los Mártires, la Jornada Vicarial de Catequistas. “Se trabaja en la parte de la sinodalidad, es decir, de involucrar más al laico en el trabajo pastoral, quitarnos la mentalidad de que el sacerdote es todo y trabajar en el sentido de que el laico forma parte importante de la evangelización. Una realidad en esta Vicaría es gente adulta, tenemos pocos niños, por ejemplo en el Decanato del Sagrario hay 460 niños y 60 Catequistas, y muchos de esos chicos no son de estas comunidades sino que sus padres trabajan por el área. Atendemos a personas que no son del territorio pero tienen su empleo aquí y literalmente pasan mayor parte de su día aquí donde está su trabajo”, comentó el Vicario.

Una riqueza
“Las Vicarías son una instancia muy bien pensada en la Iglesia para estar en una cordialidad y planeación pastoral de conjunto en marcha o en función. Por eso nos reunimos dos veces al mes, es un tesoro y no solo en cuestión pastoral, sino también se beneficia el afecto sacerdotal, por eso no se puede desperdiciar porque nos ayuda a vivir y trabajar en cordialidad”, aseguró el Capellán del Expiatorio.

Acciones en común
Se cuenta con la Escuela de Jesús Maestro que es de formación a Agentes de Pastoral, principalmente de Catequesis, que funciona desde hace 20 años y la mayoría de los catequistas se han formado ahí y han recibido los diferentes Cursos, que principalmente van enfocados en lo pedagógico y en la formación humana y cristiana (estudio de las Sagradas Escrituras). También hay Cursos sobre Tanatología e Ideología de Género, estos temas se toman después de haber recibido la formación catequística, son opcionales pero muy necesarios para enfrentar las nuevas realidades.
En la actualidad se están formando 200 personas en la Escuela que no solo acepta a gente de la Vicaría del Santuario de Guadalupe, sino de otras Vicarías. Es los jueves de las 17 a las 20 horas en el Templo del Padre Galván (Nuestra Señora del Rosario, en Calle Hospital 28) y dura 5 años la especialización. Hay maestros del SEDEC (Sección Diocesana de Evangelización y Catequesis) y del Instituto Bíblico.
Otra Escuela es la de formación permanente  de la Adoración Nocturna que se fundó hace 10 años que consta de 4 semestres y que brinda formación en Biblia, Catecismo, Espiritualidad del Adorador, Canto, Liturgia, Concilio Vaticano II, Magisterio y Doctrina Social de la Iglesia. Tiene 98 alumnos. La Adoración Nocturna tiene tres acciones de la Iglesia que atiende: SANE (con 31 sacerdotes, uno por noche, y 100 laicos atendiendo), en Pastoral Social ofrecen formación a mil 200 pobres al mes y la Escuela de formación. Su sede es en el Templo Expiatorio.
Se está integrando al trabajo vicarial el hecho histórico de la peatonalización de la Avenida Alcalde, y entre todos los Sacerdotes se han repartido el trabajo, desde la relación con las autoridades estatales y municipales, otros de lo pastoral y la relación con el Arzobispado, la cuestión de la Misericordia con la atención a todos los indigentes, la promoción de la Causa de Canonización de Fray Antonio Alcalde y la parte cultural.

IMG_20180614_105436750

Decanos:
Zapopan Estadio: Pbro. Guillermo Ochoa; Sagrario Metropolitano: Pbro. Francisco Casillas Navarro; Dulce Nombre de Jesús: Pbro. Josué Zúñiga Rubio y de Nuestra Señora de La Paz: Pbro. Luis Enrique Orozco.
Vicario Episcopal: Pbro. Luis Enrique Silva Álvarez. Secretario: Pbro. Fernando Ramos Torres.
Exigencias de la Vicaría:
1 Iglesia Sacramento de Salvación. Cercanía, convivencia y enseñanza de los agentes de pastoral, para ser testimonio de unidad, de fe, para ser signo creíble de la Iglesia.
2 Iglesia Pueblo de Dios. Promover la formación de valores evangélicos a la familia para que ayude a los jóvenes y a la sociedad.
3 Iglesia Cuerpo de Cristo. Fomentar la espiritualidad de Comunión, que incida en la sociedad y promueva la cultura solidaria.

Metas de la Vicaría
-Aumentar en un 10% la asistencia a la iglesia en el 2018 y no permitir que un laico cumpla más de 7 años en el mismo cargo.

-El retiro de febrero nos impregne y nos comprometa a vivir la espiritualidad de comunión.

-Que la estructura de la Vicaría favorezca un acompañamiento y apoyo a los Decanatos en orden a difundir valores evangélicos que fortalezcan la familia, los jóvenes y el tejido  social.

-Trabajar en las diversas instancias revisando sus estructuras para lograr una renovación.

-Revisar y transformar la estructura territorial (Parroquia, Decanato, Vicaría) que facilite la vivencia de la espiritualidad de comunión.

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2018 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)