18 de Noviembre de 2018
Año XX
No. 1137
| Palabra del Domingo | Edición:

Pastoral Castrense: evangelizar en todos los frentes

Publicado en web el 10 de Septiembre, 2018

Dulce Natalia Romero Cruz

Durante la XV Jornada de Estudio de la Pastoral Militar, que se realizó en Guadalajara del 6 al 10 de agosto, se contó con la presencia e intervención de Mons. Benito Abraham Méndez Bracamonte, Obispo Castrense de Venezuela quien expuso dos conferencias “Las fuerzas armadas en las Sagradas Escrituras” y “La Pastoral Castrense en Venezuela”, ya que en México se quiere caminar para tener un Obispado Castrense.

Venezuela

Contexto venezolano
A diferencia de México que el Obispo de cierta Diócesis es encargado de la Pastoral Castrense en Venezuela existe territorialmente un Obispado con un Pastor al frente. El Ordinariato Castrense está ubicado en la ciudad de Caracas y despliegan la actividad pastoral para todo el país; cuenta con 260 sacerdotes que son capellanes militares de los cuales 47 están incardinados y 127 son prestados de otras Diócesis. En el país donde hay unidades militares, según la Spirituali militum curae, con la cual S.S. Juan Pablo II creó los ordinariatos militares que habla de la jurisdicción cumulativa con el Obispo Diocesano, el Obispo Castrense que no tenga un Capellán para atender la unidad militar, el mismo -como pastor diocesano- tiene la obligación de prestar un sacerdote para la asistencia espiritual de los hombres y mujeres de la Fuerza Armada Nacional, en este caso la Bolivariana. En Venezuela el Obispado fue creado en 1996 y cuenta con un Seminario donde se forman a los futuros Capellanes Militares, y actualmente tiene 18 seminaristas. Ahí se ha ordenado la mitad de los 47 sacerdotes que hay.

venezuela pastoal (1)
La labor pastoral
“Sé que puede haber cierta resistencia hacia esta Pastoral, pero debemos recordar que la Iglesia ante todo es madre y que Dios es padre de todos, y que estos hombres y mujeres que prestan su servicio militar también son hijos de Dios; provienen de familias cristianas, han sido bautizados y han recibido otros Sacramentos, como el del matrimonio; son hombres y mujeres que se enferman y hay que visitarlos en los hospitales militares o en sus hogares; tienen problemas y dificultades en la convivencia en su matrimonio y que hay orientarlos y acompañarlos; viven problemas con sus hijos, por ello la presencia de la Iglesia que es madre y que acompaña. También los militares se meten en problemas y van a parar a los centros de procesados militares o centros de reclusión, lugares que cuentan con un Capellán para la asistencia espiritual. En Venezuela hay 3 centros de procesados militares”, comentó el Obispo Castrense venezolano. 
“También tienen defectos, vicios y limitaciones pero como dice San Pablo ‘cómo creerán sino se les predica; cómo cambiarán si no se les invita a la conversión’, cómo retomaran su vida de fe si los dejamos a la deriva y solamente los señalamos como opresores, hacen la guerra, son corruptos, cuando la labor del maestro y del buen pastor es la de ir tras las ovejas descarriadas, esa debe ser siempre nuestra actitud pastoral”.

venezuela pastoal (2)

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2018 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)