04 de Noviembre de 2018
Año XX
No. 1136
| Panorama Parroquial | Edición:

San Luis de Tolosa, comunidad ribereña que madura en la fe

Publicado en web el 10 de Septiembre, 2018

Rebeca Ortega Camacho

San Luis Soyatlán es un pueblo localizado en la ribera sur del Lago Chapala, en el Municipio de Tuxcueca, Jalisco, en una región conocida como Ciénega (una región que limita con el estado vecino de Michoacán y rodea el Lago Chapala). El nombre de “San Luis” es homenaje a su Santo Patróno, San Luis Obispo de Tolosa. “Soyatlán” (del náuatl) significa “lugar de soyates”. El soyate es un material que se usa para hacer sombreros y esteras; aunque ninguno de estos artículos se vende en San Luis, lleva esta parte en su nombre.
El Templo dedicado a San Luis de Tolosa, se terminó de construir el 22 de diciembre de 1885. Se llama San Luis Soyatlán, porque la tradición cuenta que se encontró una imagen de San Luis en un soyate, que muy probablemente fue traída por los evangelizadores franciscanos. “La Parroquia se erigió por decreto el 31 de mayo de 1980, se desprendió de la Parroquia del Señor del Monte en Jocotepec; desde sus inicios fue una Vicaría fija y tiene libros parroquiales desde el año de 1888”, manifestó el señor Cura Ángel López Torres, párroco de San Luis Obispo.
Además del templo parroquial, el sacerdote atiende el Templo del Señor de la Salud y dos capillas rurales, ambas dedicadas a San Nicolás de Tolentino, Santo Agustino; una está en el poblado que se llama Puerta de San Nicolás y la otra en el poblado de San Nicolás de Acuña, las dos ubicadas en Tuxcueca, Jalisco.
“Es una comunidad que se ve afectada por la pérdida de la fe, el solo hecho de la poca asistencia  a Misa es un referente bastante grave”, señaló el Padre Ángel López, quien fue designado a esta parroquia en el 2015.

Grupos Pastorales
La catequesis se imparte los sábados a las 10 de la mañana. Actualmente, asisten 450 niños a los centros de catequesis y son atendidos por 12 maestras de la fe. Durante los meses de agosto y diciembre, los niños que concluyeron su preparación, reciben los Sacramentos correspondientes a su edad, Primera Comunión y Confirmación. “En San Luis hay muchos niños, pero no todos vienen al catecismo, participa una tercera parte, nada más vienen cuando quieren hacer el Sacramento; pero la Diócesis nos solicita que haya un procedimiento, tiene que ser un crecimiento”, compartió Rosa María Magallón Cárdenas, coordinadora de las catequistas.
El grupo de Ministros Extraordinarios de la Comunión está integrado por cuatro mujeres que llevan la comunión a 30 enfermitos de la comunidad. Por su parte, el grupo de liturgia se está consolidando por varios niños y jóvenes que participan en las lecturas de las Misas todos los domingos. También sobresalen los coros, que cantan durante las Misas dominicales.
En la Pastoral Social, un grupo que ha sido constante es Cáritas, encabezado por Consuelo y motivado por el señor Cura Ángel López, quien invita a la comunidad a llevar ofrendas en especie en la Misa de la Divina Providencia; con el trabajo en conjunto se reparte 82 despensas cada mes a las personas más necesitadas de los alrededores.
Además, el Presbítero Ángel destacó los grupos de Adoración Nocturna, Caballeros de Colón, Pláticas Presacramentales y el “Movimiento Misionero Católico”, que tiene su sede en San Luis Soyatlán.
La parroquia cuenta con diez salones que se utilizan para impartir el catecismo y pláticas; además, se cuenta con estacionamiento, baños y regaderas públicas, “ofrecemos ese servicio a la comunidad y lo que se recaba es para el mismo mantenimiento”.
Fiestas Patronales
La fiesta a San Luis Obispo de Tolosa se realiza del 11 al 19 de agosto. “San Luis es un Santo que vivió en el siglo XIII, se le celebra el 19 de agosto; él era Religioso Franciscano que fue nombrado obispo y murió sumamente joven, a la edad de 23 años, fue obispo como seis meses. La gente le tiene cariño y devoción, las personas dicen las ‘Fiestas del señor San Luis’; es un santo de cierta manera desconocido, porque algunas personas lo confunden con San Luis Rey.
“Cuentan que la imagen de San Luis la encontraron, y de hecho refieren que hay una familia que la tiene, es una imagen de unos 30 centímetros, la que llaman ‘la original’; la que encontraron en el Lago. Un sacerdote que estuvo aquí hace más de 70 años (1942 – 1954), compuso un himno a San Luis Obispo y así dice la estrofa: ‘Alabemos con canto ferviente a San Luis de Tolosa el Obispo, nuestro Santo Patrón tan querido, con amor generoso y ardiente’”, dijo el sacerdote entrevistado.
Durante el novenario, la comunidad participa de las actividades litúrgicas y festivas. A las 6.30 de la mañana se reza el Rosario de Aurora y a las 7 se celebra la Santa Misa. Al mediodía se reza el Ángelus y hay repique de campanas. Por la tarde, a las 6.30, se inicia la procesión del gremio que corresponde a ese día y se culmina con la Celebración Eucarística.
Posteriormente, en la plaza principal, los gremios organizan la música y fuegos pirotécnicos. Comenta el párroco que comienzan a las 10 de la noche y la banda invitada puede tocar hasta por más de cuatro horas seguidas.

El Señor de la Salud
A unas pocas cuadras de la Parroquia de San Luis de Tolosa, se ubica el Templo en honor al Señor de la Salud, un Cristo muy venerado y se le considera milagroso. De acuerdo con el Padre Ángel López, en el pueblo se cuenta que un día, hace aproximadamente 14 años, llegó a San Luis Soyatlán un hombre preguntando por el Señor de la Salud. El forastero, originario de Veracruz, contó que tenía que pagar una manda. Manifestó que él estuvo preso, fue encarcelado falsamente, y un día alguien se ofreció a ayudarlo y pudo sacarlo de la prisión; el forastero, preguntó cómo le podía pagar y el buen samaritano le pidió que viajara a San Luis Soyatlán y agradeciera al Señor de la Salud.
Los pobladores le aseguraron que no existía esa devoción, pero ante la insistencia del forastero, preguntaron casa por casa si alguien sabía del Señor de la Salud. Finalmente, llegaron a la casa de un señor que tenía un Cristo arrumbado en un cuarto, entraron a ver la imagen y el forastero aseguró que ese era el Señor de la Salud. Así, empezó a crecer la devoción al Cristo y en pocos años se construyó un lugar digno para su veneración, precisamente en la casa donde lo encontraron.
Cada año, su fiesta se celebra el 21 de mayo, festividad de San Cristóbal Magallanes, porque ese día se descubrió la imagen. Parte de la celebración consiste en llevar la Imagen del Señor de la Salud en procesión por el pueblo y se concluye con la Santa Misa. “La imagen tiene pocos años de ser conocida, pero pronto creció la devoción y hay fieles que vienen desde San Juan Cosalá y de San Cristóbal Zapotitlán”.
Otra devoción arraigada en la comunidad es a Nuestra Señora de Guadalupe, el 12 de Diciembre; para la fiesta se realiza un novenario con diversos actos litúrgicos (Rosario de Aurora, a mediodía repique de campanas y el Rezo del Ángelus, y Santa Misa). También, se celebra con gran fervor la visita de la Imagen de la Virgen de Zapopan, que desde hace varios años, visita San Luis Soyatlán el 5 de enero de cada año.

IMG_5341
 
Actividad económica
De acuerdo con el entrevistado, San Luis Soyatlán cuenta con una población de alrededor de 5 mil habitantes. “Mucha gente de San Luis viaja constantemente a Estados Unidos para trabajar allá o recoger sus pensiones, hay un porcentaje de personas que viajan con frecuencia, van y vienen con entera libertad”.
La gente se dedicaba al campo, pero en este lugar las tierras no son propicias para sembrar, limita con el Lago de Chapala y por otro lado están las montañas; “no hay lugares planos donde sembrar y entonces se dedicaron a la ganadería y a la pesca. Después, la gente empezó a migrar, se fueron a Estados Unidos, así empezó a haber más liquidez, comenzaron a construir hogares y empezaron a hacer un alineamiento en la población. Ahora, está bien urbanizada, sus trazos de calles son rectos y tiene todos los servicios.
“Actualmente la mayoría de las personas laboran en el cultivo de moras, en otras regiones le llaman las ‘berries’; también en el cultivo de frambuesas, fresas y zarzamoras. Trabajan en empresas americanas que rentan las tierras por un determinado tiempo y le pagan una renta al propietario y ellos se encargan de acondicionar el terreno para la siembra, y de la contratación del personal y de la mano de obra. Otros laboran en servicios, trabajan en casas, en las tiendas y parece que hay unos cuantos poseedores de cabezas de ganado, que son pocos.
“De la pesca, actualmente quedan 13 pescadores; todos los días hay pesca y se vende el pescado en las calles; pero ya al criterio de cada quien, unos dicen que está contaminado el pescado, porque si el Lago está contaminado, entonces los peces también”, dijo el señor Cura Ángel López.
Además, San Luis Soyatlán es un paso obligado cuando se visita Mazamitla, desde la entrada se encuentran diferentes locales comerciales, tiendas, fondas, restaurantes, neverías, fruterías, etcétera.

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2018 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)