02 de Diciembre de 2018
Año XX
No. 1139
| Tema de la Semana | Edición:

A favor de la Vida

Publicado en web el 8 de Octubre, 2018

En días pasados, en las instalaciones de una universidad de inspiración cristiana, se llevó a cabo un debate encabezado por un organismo no católico que promueve el aborto. El hecho, como era de suponerse y esperarse, causó sorpresa en muchos fieles cristianos, e indignación en otros.
Este evento me permite recordar -y ratificar- la postura y la doctrina de la Iglesia respecto a la defensa de la vida del ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural, y el rechazo al aborto.
Nuestra posición como creyentes está fundamentada, tanto en la Sagrada Escritura y en el Magisterio de la Iglesia, como en la ley natural y en lo que ha demostrado la ciencia respecto al principio de la existencia del ser humano.

Cocula

Lo que dice la ciencia
Estudios científicos serios comprueban la existencia de una vida, de una persona diferente, desde el momento de su concepción. Señalan que el ser humano es una individualidad genética única, no reproducible.

Su identidad biológica se determina en el comienzo de su vida, la concepción.

Enseñan que el ser humano se forma genéticamente a nivel molecular y citológico al fusionarse los dos gametos, masculino y femenino, y estructurar un cigoto, célula primordial que contiene todos los genotipos originales a partir de los cuales se desarrollará la vida del nuevo ser. Este proceso que se desarrolla en pocas horas, como sabemos, se llama fecundación.
La vida, pues, comienza en la fecundación. Desde este momento ya es una vida distinta a sus progenitores, con una carga genética propia, y tiene la potencialidad e individualidad para desarrollarse por sí misma. Madura en el seno del cuerpo de la mujer porque éste es el espacio propio para el crecimiento de ese nuevo ser, pero no porque pertenezca a la madre que lo porta, como si fuera otro miembro de su cuerpo. En su seno lleva a una persona, con características particulares, como por ejemplo, con corazón y cerebro propios.
El embrión depende de la mujer que lo lleva, para alimentarse y crecer, pero es una persona diferente la que se está gestando. Algo que no sucede con ninguna otra parte del cuerpo.
Cuando una criatura nace, al separarse del cuerpo que lo ha llevado en su seno, tiene vida propia, y no muere por habérsele separado. Diferente a cualquier miembro del organismo que, al separarse del cuerpo, se corrompe. La vida que se gesta, pues, en el seno de la mujer, no es de su propiedad, sino de su custodia.

El pensamiento de
la Iglesia católica
La Sagrada Escritura precisa lo que el quinto mandamiento prohíbe: “No quites la vida del inocente y justo” (Ex 23,7). Por lo tanto, la vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción, reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida, y que constituye un elemento constitutivo de la sociedad y de su legislación.

La Iglesia ha afirmado la malicia moral de todo aborto provocado. Esta enseñanza no ha cambiado; permanece invariable.

El respeto a la vida no debe estar sujeto a debate, ni siquiera con un afán de ‘apertura’ o de ‘vanguardia’, y menos por cuestiones de gustos o de sentimientos, como si el respeto a la vida dependiera de lo que sienten o piensan algunos. Tampoco puede estar sujeta al arbitrio de la sola conciencia personal, porque ésta debe ser objetivamente formada, y porque lo que está en cuestión es la vida de una persona inocente.
Cuando se habla de este tema, y no aceptamos el aborto, no se trata de intolerancia o rechazo al diálogo, sino de ser coherentes al derecho que toda persona tiene de vivir, sobre todo si se trata de un inocente, el todavía no nacido; derecho que no está subordinado ni a los individuos ni a los padres, y tampoco es una concesión de la sociedad o del Estado.

La vida es el fundamento, valor y derecho que, en primer lugar, se debe salvaguardar.

No hay ningún derecho
anterior ni superior a éste
El Papa Francisco recordó esta doctrina, cuando dijo: “Los que van a nacer deben ser siempre escuchados, por lo que, en definitiva, la vida siempre debe ser tutelada y amada desde la concepción a su fin natural” (Ángelus, 6 de mayo de 2018).
Los niños, antes de nacer, tienen derechos propios. Cuidarlos debe ser un asunto de mayor importancia y prioridad en nuestra sociedad. El primer derecho del niño es nacer (cfr. Convención sobre los Derechos del Niño, Naciones Unidas, 20 de noviembre de 1989).
Acerca del debate mencionado al inicio, quiero aclarar que no tuve conocimiento previo del mismo, ni tampoco estuvo autorizado por mí, como algunos fieles supusieron, preguntaron o cuestionaron sorprendidos al respecto.
A través del Padre J. Jesús García Zamora, Vicario General de esta diócesis, hice llegar mi extrañamiento al Padre José Morales Orozco, Rector del ITESO, por la realización de dicho foro en esa Universidad, y para señalarle que no tenía ningún vínculo con ese evento.

+ J. Francisco Cardenal Robles Ortega,
Arzobispo de Guadalajara

Vat1 EDIT

El Papa Francisco alentó a quienes cuidan de los enfermos a amarlos y respetarlos siempre, para hacer así que “la sombra de la eutanasia” desaparezca, una práctica que se quiere legalizar en varias partes del mundo.
“Si la persona se siente amada, respetada, aceptada, la sombra negativa de la eutanasia desaparece o se hace casi inexistente, pues el valor de su ser se mide por su capacidad de dar y recibir amor, y no por su productividad”, dijo el Santo Padre en su discurso a los participantes del IV Seminario sobre la Ética en la Gestión de la Salud que se realizará en el Vaticano del 1 al 5 de octubre.
Tras resaltar la importancia de los cuidados paliativos, el Pontífice denunció que “estamos viviendo casi a nivel universal una fuerte tendencia a la legalización de la eutanasia. Sabemos que cuando se hace un acompañamiento humano sereno y participativo, el paciente crónico grave o el enfermo en fase terminal percibe esta solicitud”.
El Pontífice propuso para la reflexión tres palabras: milagro, cuidado y confianza. Sobre la primera, explicó que si bien “no se pueden hacer milagros” cuando hay pocos recursos, es necesario recordar que “un milagro no es hacer lo imposible; el milagro es encontrar en el enfermo, en el desamparado que tenemos delante, a un hermano”.
“Estamos llamados a reconocer en el receptor de las prestaciones el inmenso valor de su dignidad como ser humano, como hijo de Dios. No es algo que pueda, por sí solo, deshacer todos los nudos que objetivamente existen en los sistemas, pero creará en nosotros la disposición de desatarlos en la medida de nuestras posibilidades y, además, dará paso a un cambio interior y de mentalidad en nosotros y en la sociedad”
Sobre el “cuidado”, el Papa explicó que “curar a los enfermos no es simplemente la aséptica aplicación de medicamentos o terapias apropiadas. Ni siquiera su sentido primigenio se limita a buscar el restablecimiento de la salud. El verbo latino ‘curare’ quiere decir: atender, preocuparse, cuidar, hacerse responsable del otro, del hermano. De eso tendríamos que aprender mucho los ‘curas’, pues para eso nos llama Dios. Los curas estamos para cuidar, curar”.
Sobre la confianza, Francisco dijo que lo más importante es alentar “la confianza del propio enfermo en sí mismo, en la posibilidad de curarse, pues ahí estriba gran parte del éxito de la terapia”.
En su discurso, Francisco dijo que es importante que el trabajador de la salud confíe en el entorno médico en el que se desenvuelve, e indicó que para un enfermo “ponerse en las manos de una persona, sobre todo cuando está en juego la vida, es muy difícil; sin embargo, la relación con el médico o enfermero se ha fundamentado siempre desde la responsabilidad y la lealtad”.
“Hoy, por la burocratización y complejidad del sistema sanitario, corremos el riesgo de que los términos del ‘contrato’ sean los que establezcan esa relación entre el paciente y el agente sanitario, rompiendo de esta manera esa confianza”, alertó.
“Los animo en su tarea de llevar a tantas personas y a tantas familias la esperanza y la alegría que les falta. Que nuestra Virgen santa, Salud de los Enfermos, los acompañe en sus ideales y trabajos, y Ella que supo acoger la vida, Jesús, en su seno, sea ejemplo de fe y de valentía para todos ustedes”, concluyó el Papa.

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

FAMILIA1

El próximo 20 de octubre, México se unirá nuevamente a favor de la vida, y es que en los 32 Estados y en alrededor de 100 ciudades se llevarán a cabo diversas actividades para levantar la voz por los que no tienen voz, los bebés no nacidos y que ven amenazada su vida en el vientre de su madre.
“En algunos lugares va a haber marchas como en Veracruz, Baja California, Coahuila, el Estado de México, Guanajuato, Michoacán, Quintana Roo, Sinaloa o Mérida, en Querétaro habrá una caminata y en muchas otras ciudades habrá festivales y algunas otras actividades organizadas por el Frente Nacional por la Familia (FNF)”, informó Fernando Guzmán Pérez Peláez miembro fundador de la mesa directiva del FNF y Presidente de la Fundación Palomar y Vizcarra, así como vicepresidente nacional de ConFamilia.
“En otros lugares habrá concentraciones públicas, como aquí en Guadalajara, que habrá una a las 4:30 de la tarde en el monumento a la Madre Patria”.

Lo que preocupa
Hay tres puntos que resultan particularmente alarmantes en la defensa de la vida. “Lo que está pasando en Veracruz, en donde, por la acción de distintas organizaciones no gubernamentales, han estado presionando para que el Congreso de esta entidad dicte una ley que permita el aborto, esto pasando por alto la protección que Veracruz tiene a nivel constitucional, que establece que la vida humana se protege desde su concepción hasta la muerte natural.
“Por ello, diputados de varios partidos promovieron un recurso de revisión contra esa sentencia del juez de distrito y ahorita está pendiente porque está en manos de un tribunal colegiado, que está por encima del juez de distrito. Esto es una amenaza de presiones externas de grupos extranjeros.
“Esto está provocando gran alarma y movilizaciones de todos los sectores que defienden la vida.
“Por otro lado, lo que está sucediendo en Morelos, ahí es el gobernador Graco Ramírez, titular del Ejecutivo, quien ha realizado varias acciones para tratar de obligar al Congreso soberano de Morelos a legislar también como derecho el aborto y el caso ha sido llevado ante la Suprema Corte de Justicia, que hace unos días, el 19 de septiembre, tenía fijada la audiencia para emitir sentencia en esta controversia entre el Ejecutivo y el Congreso del Estado, queriendo imponer a los Congresos estas decisiones; se pospuso finalmente la audiencia, pero ahí está otra amenaza”.

El incumplimiento de
las promesas de campaña
“En tercer lugar, la política pública que ha anunciado quien, al parecer y según el anuncio del propio presidente electo Andrés Manuel López Obrador, sería la próxima secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero, hasta el momento senadora, quien ha insistido en impulsar una legislación en contra de la vida humana estableciendo el aborto legal en las primeras 12 semanas en todo el país.
Esto coincide con las declaraciones nada afortunadas de quien también parece ser, por el anuncio del presidente electo, será el próximo secretario de salud, Jorge Alcocer Varela en el sentido de que debe protegerse, como cuestión sanitaria, el derecho de la mujer a abortar hasta las 12 semanas.
“Son señales que causan una gran preocupación, indignación y molestia en todos los sectores que consideramos que la vida humana es fundamental y por eso se está promoviendo esta movilización en todo el país para levantar la voz por los que no tienen voz, para decir que en cualquier caso debe buscarse salvar a las dos vidas: la vida humana nueva en el vientre materno, y la vida de la madre en los casos en los que se trata de un embarazo inesperado o no deseado. Son dos vidas humanas que tienen que protegerse”.

La presión internacional
Recordó que la cultura antivida viene desde instancias internacionales que “buscan imponer a los países una lógica de disminución de la población a como dé lugar. Primero, promoviendo el reparto de anticonceptivos a diestra y siniestra con los adolescentes, dándoles “educación sexual” en lugar de una adecuada formación humana, porque tener una relación sexual no es algo conveniente para un adolescente.
“México ocupa el primer lugar de embarazos no deseados en adolescentes según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), lugar que ha ocupado ya por varios años.
“Estas políticas públicas han fracasado. No se trata de repartir condones en las escuelas secundarias, se trata de poder dar, en coordinación entre los padres de familia y las escuelas, una formación humana a los muchachos para que puedan crecer con libertad y tomar decisiones con responsabilidad.
“No se trata de aventar niños al mundo en forma irresponsable y que luego el hombre simplemente se desentienda o que la mujer le quite esa responsabilidad, porque un niño necesita a su papá y a su mamá.
“Son políticas públicas desafortunadas, que vienen del extranjero y se quieren imponer a los países latinoamericanos. Lo vimos en Argentina, las presiones internacionales para que el presidente Macri aprobara la ley del aborto fueron terribles, pero el pueblo argentino, una gran mayoría, salió a las calles y en el Senado la votación fue de rechazar esta ley del aborto, contra lo que se esperaba, pero las presiones del Fondo Monetario Internacional para darles recursos para la deuda argentina fueron muchísimas”.

Que las familias también hagan lo suyo
Pérez Peláez reconoció que no se trata sólo de políticas públicas, como familia también estamos fallando: “Hay que reconocer que se ha perdido una apreciación por el valor de la vida humana en todos los sentidos; es verdaderamente una desgracia y lo vimos recientemente con los sucesos de Monterrey. Hay una exacerbación de la violencia donde la vida humana no tiene valor.
“Lo vemos con el tema de las ejecuciones que han crecido a lo largo y ancho del país en los últimos 12 o 15 años. “Lo vivimos aquí en Jalisco con el caso de los tráileres con cuerpos humanos, sin el menor respeto por los restos de las personas que no han sido identificadas. Esto no es un caso exclusivo de Jalisco. Lo de nuestro Estado fue un escándalo internacional, pero después de eso trascendió que en Veracruz también hay tráileres que operan en circunstancias semejantes y que probablemente también en otros lados, también los haya… donde hay una deshumanización.
“Ciertamente cuando se ha perdido el respeto a la vida inocente en el seno de la madre, donde debiera estar más protegida y no es así, ese desprecio por la vida permea hacia afuera, en la sociedad, y hay una deshumanización generalizada y se genera la gran crisis que hoy estamos viviendo.
Educar en
corresponsabilidad
El vicepresidente nacional de ConFamilia señaló que en el FNF participa la Unión Nacional de Padres de Familia que está exigiendo al sector de educación gubernamental el que sean tomados en cuenta los padres de familia y sus representaciones para participar en forma conjunta con las escuelas en el armado de los libros de texto.
“Aquí tenemos una parte fundamental de la crisis, si en los libros de texto nada más se da información y además a veces inoportuna a los niños, si en los libros se impulsa la ideología de género que tiende a distorsionar la realidad biológica, si en los libros de texto se enseña ideología y no biología, vienen las consecuencias que estamos viviendo.
“Hay iniciativas para darle otro curso a la formación escolar en estos temas. No que se oculte el tema de la sexualidad, eso es impensable, sino que realmente se eduque y que se respete también a los padres de familia”.
Señaló que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en distintos actos de su campaña fue muy claro: “En que en el tema del aborto no podría impulsarse una ampliación de esta medida, que es un crimen, sin una consulta amplia a la sociedad, que su gobierno tomaría el parecer de los mexicanos. Entonces, es una primera contradicción y una alarma grave, que quienes van a ser altos funcionaros en su gobierno pongan por delante un cambio para tratar de extender la legislación en contra de la vida sin una consulta a la sociedad.
“Yo no tengo duda que la gran mayoría del pueblo de México no aceptaría una legislación en contra de la vida. La gente sabe que eso es un crimen y hay una oposición social”, concluyó.

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

cuidadospaliativos2

El próximo 13 de octubre se celebrará el Día Mundial de los Cuidados Paliativos y para conmemorarlo, Juntos Contra el Dolor, A.C., organiza el 4to. Simposio de Cuidados Paliativos a realizarse ese sábado, 13 de octubre, en el Salón de los Espejos de la parroquia de San Bernardo (Av. Plan de San Luis #1616).
El evento está abierto para el público en general y se realizará en un horario de 9 a 2 y de 4 a 8 de la tarde.
“La realidad es que los cuidados paliativos están muy poco divulgados, por lo que en este Simposio se van a abordar diversos temas y se explicará cómo podemos aplicar los cuidados paliativos de manera práctica”, aseguró la Lic. en Psicología Fabiola Montoya Martín del Campo, especialista en tanatología e impulsora a nivel nacional de los Cuidados Paliativos y parte del equipo fundador de Juntos Contra el Dolor.
“Las conferencias están dirigidas al personal sanitario: médicos, enfermeras, trabajadores sociales; cuidadores, voluntarios, personas que tienen alguna enfermedad o que tienen algún familiar con enfermedad. Los temas que abordaremos son diversos y pretenden brindar herramientas para que los interesados puedan implementar los cuidados paliativos según su circunstancia particular”.

Sin presupuesto para
los cuidados paliativos
Dijo que Jalisco es el Estado en el que con mayor fuerza se han impulsado los cuidados paliativos, lo cual es motivo de orgullo, pero aun así es una asignatura pendiente, ya que no se brinda el presupuesto suficiente para que estos se implementen en el sector salud. “Estamos muy lejos de lograr la cobertura. Aun así, Jalisco es de los estados pioneros, impulsores y muy motivados.
“Por desgracia, en México estamos muy atrasados en materia de cuidados paliativos. Con relación a los países europeos, llevamos 30 o 40 años de retraso y eso es preocupante.
Dijo que además de presupuesto, se requieren acciones concretas por parte del gobierno, por eso es importante que los actores políticos se involucren en todo esto. “Habemos muchas personas motivadas e interesadas pero no tenemos el soporte suficiente.
“Human Rights hizo un reporte durante dos años en México, analizando los cuidados paliativos en 6 Estados y el resultado es verdaderamente vergonzoso… no hay presupuestos destinados a este rubro.
“Por otra parte, en las Universidades no hay mucho interés por la formación.

No es lo mismo cuidados paliativos que eutanasia
La especialista asegura que la falta de difusión del cuidado paliativo puede confundir a las personas con algo que se está posicionando socialmente, pues la futura secretaria de gobierno (Olga Sánchez Cordero), anunció que va a implementar el documento de voluntades anticipadas en todo México, y esto está generando mucha confusión porque se cree que es firmar autorizando para que nos realicen la eutanasia.
“Muchos grupos se están aprovechando para incidir sobre el tema”.
Cabe recordar que desde hace aproximadamente 20 años, grupos de izquierda están buscando que se apruebe la eutanasia en México.
“Este es un momento delicado porque no queremos el encarnecimiento terapéutico, pero no queremos tampoco la eutanasia, ya que ninguno de estos dos espacios hablan de dignidad para la persona. Hay que esperar que la muerte llegue en su momento, con los cuidados humanos, éticos, médicos, sociales, para que la persona pueda partir en su mejor condición.

En México, no es viable
“Tristemente, México ocupa el lugar número 13 de los países con mayor corrupción, y los países con eutanasia son de los primeros 10 que no tienen corrupción.
“Se habla de que en los países del primer mundo… pues entonces esperemos a ser un país de primer mundo…
“Lo importarte es dar fuerza a los cuidados paliativos y que la gente sepa qué es lo que son. Se está haciendo suponer que los cuidados paliativos son una especie de eutanasia porque te dan una sedación final, una sedación no es igual a una eutanasia.
“La eutanasia tiene la acción deliberada de acabar con la vida de la persona. Ellos hablan de la muerte digna entendida como un sentimiento individualista, donde la vida digna es aquella en la que se es autónomo y autosuficiente, pero la realidad concreta es que los seres humanos por esencia somos vulnerables, no somos individuos aislados.
“Desde la perspectiva de los cuidados paliativos, entendemos la dignidad como el hecho de ‘merecer’. Alguien que está enfermo, en condición de dependencia, de vulnerabilidad, qué es lo que merece: merece cuidados de otro ser humano, merece respuestas a ese sufrimiento, merece acompañamiento, merece todos los avances de la medicina para atender ese proceso y que la muerte llegue en el momento que corresponda.

Lo que podemos aprender de quien se está yendo
“En el cuidado paliativo, el paciente está sedado, no tiene dolor, pero no lo matamos. El cuidado paliativo quita el dolor y los síntomas como la fiebre, las náuseas, evita que haya escaras, da la alimentación conveniente, y mantiene una atención cómoda e higiénica para el paciente. Se le atiende en su emotividad así como se atiende ansiedad de la familia y se da soporte a los que sobreviven.
“Esto nos lleva a reconsiderar el valor de la vida y nos lleva a ser más humanos. Cuando hacemos contacto con la realidad de nuestra finitud y lo concreto del sufrimiento, a la larga nos vamos humanizando, e incluso esto hace emerger nuestra espiritualidad, porque buscamos la trascendencia más allá de este cuerpo físico.
“El cuidado paliativo va más allá de acompañar al que se muere, es resignificar la vida de los que se quedan y resignificar la relación que tienen con los demás. Si supiéramos que hoy es nuestro último día de vida, seguramente el enojo que podemos sentir contra alguien o por alguna situación, sería diferente y dejaríamos más espacio para disfrutar, para estar con los que amamos, para decirle a alguien que lo queremos.

Querida Lupita:
En nuestra ciudad se están organizando muchos eventos para convencer a los jóvenes de que el aborto es una opción respetable. Yo tuve la experiencia de acompañar a una amiga en su embarazo y, aunque ella quería abortar en un principio, siguió adelante con su bebé.  Hoy, ese pequeño tiene 2 años y quiero compartir la alegría y paz que siento, de verlo aquí entre nosotros, gracias a que le di mi tiempo, comprensión y amor, a una mujer que se sentía desamparada. ¿Qué podemos hacer para evitar esta masacre de inocentes?
Olivia G.

Querida Olivia:
Dos fuerzas mueven al mundo: el miedo o el amor. El miedo nos lleva a actuar desesperadamente; el amor, nos lleva a practicar siempre la virtud de la esperanza.

¡Para los cristianos, la vida es sagrada! No existe ningún motivo que justifique matar a un pequeño inocente. La verdadera solución al aborto es: castidad hasta el matrimonio y fidelidad hasta la muerte.
Sé que hablar así hoy, con valores morales cristianos auténticos, es considerado obsoleto.
Estamos en medio de lo que el Papa Francisco ha llamado: una colonización ideológica. Vienen de fuera a decirnos qué debemos pensar y se burlan de nuestra esencia cristiana. ¡Han venido a nuestro México Guadalupano  a decirnos que promovamos el aborto y que a esto le llamemos “derecho”!
Defendemos la vida porque primeramente nos lo pide Dios, después nos lo confirma el sentido común y enseguida lo avala la ciencia.
Los cristianos defendemos la vida con la vida. Nuestra respuesta ante toda mujer que se encuentra embarazada y en desamparo, es amarla y acompañarla hasta el nacimiento de ese bebé, al que puede recibir o dar en adopción. Sabemos que hay crudas y dolorosas realidades que debemos atender con interés verdadero por las dos personas, madre e hijo, pero nunca justificar un aborto.
Existen todavía los corazones cristianos y por eso, pese a las presiones de organismos internacionales,  los movimientos juveniles que promueven castidad y fidelidad, están creciendo en todo el mundo. Puedes saber más visitando: www.evaeinternacional.com
El aborto no puede prevalecer en México, no aquí,  ¡es tierra Guadalupana!
Lupita Venegas/Psicóloga
Facebook: lupitavenegas

Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar un comentario. Actualmente los pings no se admiten en esta entrada.

Responder

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



  • Artículos relacionados

  • Más en esta Sección

  • Todas las secciones

  • Números Anteriores

 
2018 Semanario – Órgano de formación e información Católica – | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS)